Vacunatorio VIP: investigan las llamadas de la ministra Carla Vizzotti

Vacunatorio VIP: investigan las llamadas de la ministra Carla Vizzotti

ūüßŅ La investigaci√≥n por el llamado ‚ÄúVacunatorio Vip‚ÄĚ avanza ahora en la figura de la ministra de Salud, Carla Vizzotti, quien fue la n√ļmero 2 de la cartera cuando estuvo en manos de Gin√©s Gonz√°lez Garc√≠a, desplazado de su puesto precisamente cuando salt√≥ a la luz que allegados y amigos del poder hab√≠an accedido a una dosis de la aplicaci√≥n contra el Covid-19 cuando esa chance estaba vedada para la mayor√≠a de los argentinos.

El fiscal Eduardo Taiano, que tiene ahora delegada la investigaci√≥n, le pidi√≥ a la jueza Mar√≠a Eugenia Capuchetti una serie de medidas de prueba para esclarecer el rol de la funcionaria. Por eso fue incluida en el an√°lisis de los cruces de llamadas que ya est√° en marcha sobre los otros implicados en el expediente. La medida se dispuso hace un par de semana, pero reci√©n trascendi√≥ en las √ļltimas horas.

De acuerdo a la acusaci√≥n, ‚Äúteniendo en cuenta el estado en que se encuentra la investigaci√≥n, este Ministerio P√ļblico Fiscal no puede descartar la participaci√≥n de Carla Vizzotti, Mauricio Monsalvo (subsecretario de gesti√≥n administrativa), Mart√≠n Horacio Sabignoso (secretario de equidad en salud) y Arnaldo Dar√≠o Medina (secretario de calidad en Salud), por cuanto habr√≠an tenido alg√ļn tipo de implicancia (directa o indirecta) en la distribuci√≥n, control y manejo de aquellas vacunas contra el Covid-19 que deb√≠an asignarse y suministrarse‚ÄĚ solo a ciertos personas: profesionales de la salud, mayores de 60 a√Īos y/o pacientes de riesgo y personal estrat√©gico.

Fuentes judiciales aclararon a Infobae que Vizzotti sigue sin ser imputada en el expediente. No obstante confirmaron la investigación que apunta a esclarecer su rol en este escándalo.

Los padres de Vizzotti, Carlos Alberto Vizzotti, m√©dico retirado de 77 a√Īos, y su esposa Silvia Manteca Acosta, ama de casa de 74, hab√≠an recibido la vacuna el 18 de febrero en una escuela de Ingeniero Maschwitz, partido de Escobar. Fue justo un d√≠a antes que estallara el esc√°ndalo conocido como ‚ÄúVacunatorio VIP‚ÄĚ. Ambos fueron denunciados y la jueza Capuchetti remiti√≥ la denuncia a la justicia federal de San Mart√≠n, pero el caso regres√≥ a Comodoro Py. Y fue precisamente el cap√≠tulo de los padres de Vizzotti lo que fij√≥ quienes ser√≠an los jueces que, en agosto, decidir√≠an ordenar que esta causa no pod√≠a cerrarse.

La causa se inici√≥ en febrero pasado. Fue luego de que -seg√ļn consta en la resoluci√≥n- el periodista Verbitsky cont√≥ en un programa de radio c√≥mo hab√≠a ido el d√≠a anterior a vacunarse al ministerio de Salud, tras un llamado al ex ministro Gonz√°lez Garc√≠a. Aquellas declaraciones implicaron la apertura de la investigaci√≥n penal para esclarecer si ‚Äúpersonas que no cumpl√≠an con los criterios de prioridad epidemiol√≥gicos y el esquema de etapas previamente establecidos‚ÄĚ fueron inoculadas en el Posadas, en el ministerio de Salud e incluso en sus domicilios particulares.

Los imputados en marzo pasado por el fiscal del caso Eduardo Taiano fueron el ex ministro Gonz√°lez Garc√≠a y su sobrino y ex jefe de Gabinete del Ministerio de Salud, Lisandro Bonelli. Tambi√©n se imput√≥ a a Alejandro Collia y Marcelo Guill√©. Guill√© fue secretario privado de Gonz√°lez Garc√≠a y realiz√≥ llamados para convocar a los vacunados VIP al ministerio de Salud. En tanto, Collia, que era funcionario de Gonz√°lez Garc√≠a, contin√ļa -en la gesti√≥n de Carla Vizzotti- como subsecretario de Gesti√≥n de Servicios e Institutos del ministerio de Salud de la Naci√≥n.

El 8 de julio pasado, Capuchetti decidi√≥ archivar parcial del caso al afirmar que en el C√≥digo Penal ‚Äúno existe un tipo penal que criminalice la conducta de un funcionario p√ļblico que otorgue tratos especiales como el que es objeto en esta investigaci√≥n‚ÄĚ. Y entendi√≥ que las autoridades sanitarias establecieron un plan para vacunar contra el coronavirus que permit√≠a una simultaneidad en la inoculaci√≥n para los grupos prioritarios. Con ese argumento, la jueza hab√≠a decidido archivar la investigaci√≥n sobre 65 de las 70 personas que integraban la lista hecha por el gobierno de los que recibieron dosis de la Sputnik V cuando no hab√≠a una convocatoria abierta.

‚ÄúLa indignaci√≥n sobre la manera en que se desarrollan ciertos acontecimientos no implica necesaria y autom√°ticamente que deba intervenir el derecho penal. Existen situaciones que no son de nuestro agrado y que repudiamos fuertemente pero no pueden, por s√≠ solas, hacernos dejar de lado los limites de la funci√≥n que tenemos y, en lo que hace a los jueces, no deben ser suficientes para que dejemos de lado principios constitucionales que operan en materia penal‚ÄĚ, hab√≠a dicho la jueza.

La resoluci√≥n de Capuchetti no fue apelada por el fiscal Taiano. En cambio s√≠ apel√≥ la decisi√≥n el fiscal Sergio Rodr√≠guez, que encabeza la PIA, la unidad de la Procuraci√≥n General de la Naci√≥n especializada en casos de corrupci√≥n. La apelaci√≥n de Rodr√≠guez recibi√≥ el respaldo de Jos√© Luis Ag√ľero Iturbe, fiscal ante la C√°mara Federal quien tambi√©n hab√≠a solicitado que se profundice la investigaci√≥n por el Vacunatorio VIP.

El 30 de agosto pasado, con la firma de los jueces Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Mariano Llorens, la C√°mara Federal orden√≥ reabrir la investigaci√≥n archivada No solo dispuso que la jueza deb√≠a profundizar sobre la responsabilidad de los funcionarios que habilitaron esa posibilidad sino tambi√©n que investigar penalmente a todos los que recibieron esas vacunas dentro del Ministerio de Salud y en el Hospital Posadas para esclarecer c√≥mo y por qu√© llegaron a acceder a la aplicaci√≥n anticipada de la vacuna contra el coronavirus. A la vez, incluyeron saber qu√© pas√≥ con las dosis que fueron destinadas a la ciudad santacruce√Īa de El Calafate. Conocida la decisi√≥n, la jueza deleg√≥ la investigaci√≥n en el fiscal Taiano.

0
Share