Una muralista barilochense fue elegida para homenajear a Lionel Messi

Una muralista barilochense fue elegida para homenajear a Lionel Messi

💬 Alina González fue convocada para reflejar el espíritu deportivo del astro argentino en el barrio Las Quintas. Forma parte de una campaña internacional que resalta el arte urbano en una ciudad en la que los muralistas no encuentran espacios.

La idea surgió de la multinacional Budweiser a través de su campaña “Be a King” (ser un rey) y desembarcó en la Argentina a través de expresiones artísticas que también se reflejaron en Buenos Aires, Mar del Plata y Corrientes.

“Se está poniendo de moda y tiene mucho valor la mano artística de una persona”, confió Alina, en conversación con Radio Seis, al referirse a las ventajas del muralismo frente a la cartelería publicitaria tradicional: “tiene mucho valor y es mucho más humano al hacerlo con materiales nobles”.

La ubicación del mural fue tarea de la empresa que habría llegado a un acuerdo con la Junta Vecinal para usar el paredón de la calle Brown por tres meses. Luego quedará a consideración de los vecinos dejar a Lionel o volver a sus colores originales.

Alina comentó que desde la firma se dieron algunos lineamientos a los artistas pero luego tuvieron total libertad para trabajar el mensaje. A partir de allí tuvo que incorporar los colores de la empresa, el logo y la obligatoriedad de dibujar a Messi pero sin mostrar su rostro.

El mural terminó cubriendo un área de 4 x 8,5 metros y permite cumplir la consigna de tomar a Lionel Messi como “un verdadero ícono y un modelo a seguir para su generación y para las futuras”.

 

▶El arte urbano en Bariloche
“Hay poco espacio”, aseguró la artista que desde hace algunos años recorre la ciudad, tal como queda demostrado en su cuenta de Instagram (@alibe.ok), y tomó como ejemplo la salida de la cuarentena, el reinicio de las expresiones por medio de graffitis y murales y el posterior paso de los rodillos que cubren las figuras y formas con pintura blanca.

Alina se encontró con personas que aceptan esta forma de expresión y otras que consideran que se trata de un arte vandálico. El accionar del municipio pareciera acompañar esta última definición, según la interpretación de los artistas callejeros ante la falta de lugares “y tampoco un apoyo para cuidar nuestro trabajo”.

“Estaría bueno que respeten nuestro trabajo y se dé a conocer el arte urbano”, remarcó sobre un estilo que surge en la calle pero que luego cada artista va profesionalizando de acuerdo al objetivo de cada uno.

“A mí no me gusta hacer vandalismo porque vivo de esto y me gusta perfeccionarme cada vez más. Mi idea es embellecer los espacios y poder explayarme cada vez más y a los lugares abandonados tirarles una onda”, resumió acerca de su propósito como artista y a punto de dar paso a una nueva pincelada.

0
Share