Conectate con nosotros...

Nacionales

“Tenemos menos pobres que Alemania” y otras frases que marcaron el tema en la era K

Publicado

en

Argentina tiene más pobres que Alemania. Los tenía antes del cambio de Gobierno, cuando el entonces jefe de Gabinete Aníbal Fernández se paraba frente a los micrófonos para negarlo, y los tiene ahora que el INDEC, después de tres años sin cifras oficiales, confirmó que el 32,2% de los habitantes del país es pobre y el 6,3% indigente.
El tema, espinoso si los hubo durante la gestión kirchnerista, dejó un tendal de frases durante los dos mandatos de Cristina Fernández de Kirchner: la del bigotón funcionario de Quilmes fue sin dudas una de las más disparatadas.
La prioridad será la lucha contra la pobreza y la desocupación”, fue el primer título que dejó al ganar la presidencia. No fue Mauricio Macri quien lo dijo, para hablar de su consigna de campaña pobreza cero, sino Cristina Fernández de Kirchner, por entonces senadora nacional a semanas de recibir la banda presidencial de manos de su marido, Néstor Kirchner.

el 23,4 por ciento de los argentinos estaba debajo de la línea de la pobreza en el primer semestre de 2007. CFK candidata había dicho que esos números eran “vergonzantes”, pero que había un gobierno dispuesto a combatirlo

Años más tarde, en 2013, ya en su segundo mandato, la actitud de la Presidenta sobre el tema pobreza ya era radicalmente distinto. “Cuando uno escucha hablar de pobreza, yo los invitaría a que conocieran Haití. No hace falta llegar al país para ver la pobreza, se ve desde el avión”, lanzó durante un acto en Casa Rosada, cuando las críticas contra su gestión se multiplicaban.
Ese relato se radicalizó sobre el final del mandato K, cuando Cristina viajó en 2015 a Roma a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura y afirmó que gracias a la “combinación de políticas muy fuertes y muy activas” le permitieron al país “tener un índice de pobreza por debajo del 5% y también de indigencia de 1,27%, si mal no recuerdo”.
Para entonces, el INDEC ya había dejado de informar cuántos pobres había en la Argentina, hecho que le disparó una denuncia de Elisa Carrió y la Coalición Cívica contra la presidenta CFK y su ministro Axel Kicillof, por la “desaparición social” de los pobres.
Fue en 2014 cuando “Lilita” acudió a los Tribunales para acusar al Gobierno. “Los pobres en nuestro país son desaparecidos sociales, el Estado no los reconoce y ha decidido negarlos”, dijo. “La década ganada nos deja millones de pobres que el kirchnerismo decide ocultar porque no les interesa terminar con la pobreza, sólo quieren usar a los pobres para mantener el poder”, arremetió la diputada, enrolada ese año en el Frente UNEN.
La causa terminó como muchas durante la década K: fue asignado al juez Sebastián Casanello y al fiscal Gerardo Di Massi, que lo archivaron por inexistencia de delito.

Definir si un número más o menos me define cuál es la cantidad de pobres… no es la tarea del Gobierno la cantidad. La tarea del Gobierno es ocuparse del hombre y de la mujer de carne y huesos con sus hijos, de un país federal, que tiene que encontrarle respuesta a su gente (Kicillof)

En marzo de 2015, Axel Kicillof, por entonces ministro de Economía, había dejado otra frase destinada a quedar grabada en el recuerdo. “No sé cuántos pobres hay, es una pregunta complicada”, manifestó en radio.
No se puede creer que digan que la pobreza creció“, dijo y, acto seguido, al ser consultado sobre el número real de personas pobres, agregó: “Es una pregunta complicada. No lo sé. No tengo el número. Últimamente me parece que es una medida estigmatizante”.
En otra entrevista fue más allá: “Definir si un número más o menos me define cuál es la cantidad de pobres… no es la tarea del Gobierno la cantidad. La tarea del Gobierno es ocuparse del hombre y de la mujer de carne y huesos con sus hijos, de un país federal, que tiene que encontrarle respuesta a su gente”.
Hubo otras frases. En una Cadena Nacional en abril de 2015, Cristina defendió su millonario patrimonio: “No está mal tener plata”, relató y aseguró que “no soy partidaria de justificar nada porque sean pobres, porque yo fui pobre”. También, ya en la campaña electoral, el candidato K tuvo un gesto llamativo y, sin querer queriendo, terminó admitiendo la manipulación en los índices de pobreza. “Yo no voy a negar ni la inflación ni la pobreza”, prometió.
Hasta el propio Guillermo Moreno, ex secretario de Comercio Interior y alma mater de la intervención del INDEC tuvo una suerte de lapsus en TV y, casi arrepentido por un breve momento, tuvo que blanquear lo evidente. “Dejamos una cantidad importante de pobres”, sostuvo en febrero de este año.
Pero no hizo un mea culpa completo: “Todo lo que sea un dígito, lo que esté por encima de 6%, representa muchos pobres”, aclaró el economista que ahora tiene una panchería con el ex general César Milani.
El racconto es extenso, tuvo sus idas y vueltas, y hasta sus arrepentidos. Aunque nadie puede quitarle a Aníbal Fernández el número 1 del ranking de frases tristemente célebres sobre pobreza. El vocero todoterreno del kirchnerismo fue más allá que nadie. Dijo que Alemania tenía más pobres que la Argentina al comparar los informes de la Statistischen Bundesamtes, organismo estadístico de ese país.
“¿Alguien levantó la mano para decir que no era cierto el dato? Ahí están los que hacen de verdad los cálculos en el mundo”, dijo al defender el 5% de pobres informado por Cristina ante un organismo de la ONU. “Y sí [tenemos menos pobres que Alemania], aunque no te guste y te cueste aceptar. Es cuestión de meterse a la base de ellos”, recalcó.
“Vuelvo a insistir, sino no seríamos reconocidos por FAO, que no se deja engañar por números de los institutos de estadísticas de los países, sino sus propios cálculos que dicen que Argentina está debajo del 5% de pobreza”, replicó y defendió las estadísticas. “El 5% no lo hizo el INDEC, para los grandes pronunciadores que no leen ni Patoruzú, dicen y se jactan y utilizan los términos pero no saben de dónde salen los datos”.
Ese índice alemán era -y sigue siendo- 16,7%. El de Argentina, tras el sinceramiento estadístico, 32,2%. Argentina tiene más pobres que Alemania.

Nacionales

La industria pyme se desplomó 30% en enero

Publicado

en

El Índice de producción industrial pyme registró en enero una caída en promedio de 30% interanual a precios constantes y un retroceso de 9,1% en la comparación mensual, según la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

En un informe, la entidad advirtió que “la industria manufacturera pyme comenzó el año con una fuerte caída”. En ese marco, indicó que registró en el primer mes del año una “merma del 30% en la facturación del sector medida a precios constantes respecto del mismo mes del año pasado”.

Asimismo, remarcó que se trata del segundo mes consecutivo en que se observa una retracción de la actividad fabril, situación que calificó de “preocupante”. En tanto, las empresas, de acuerdo al informe de CAME, operaron en ese mes con el 70,8% de su capacidad instalada, mostrando un declive de 2,3 puntos porcentuales frente a diciembre.

Por sectores, si bien todos registraron en enero fuertes caídas en la comparación anual, los más afectados resultaron en ese mes “Papel e Impresiones” (-41,7% interanual) y “Químicos y plásticos” (-35,6% interanual). Le siguen, “Metálicos, maquinarias, equipos y material de transporte”, con una baja i.a. de 34,8%; “maderas y muebles”, -30,6%; “Alimentos y bebidas”, con -22%; e “Indumentaria y textil”, con -18,2 por ciento.

Los resultados se desprenden del Índice de Producción Industrial Pyme (IPIP) que elabora CAME, con una muestra que alcanzó a 413 industrias pyme a nivel federal. En el informe sostiene que “el sector industrial está sintiendo fuerte el deterioro en el poder adquisitivo de la gente y la pérdida de competitividad en los mercados mundiales, que afecta a las empresas de perfil exportador, por lo que las industrias pyme se preparan para un panorama complejo en los próximos meses”.

“La rentabilidad industrial está siendo amenazada por diversos factores: la baja en el consumo, producto del debilitado poder adquisitivo, sumado a la persistente inflación y el inminente aumento de tarifas de servicios públicos como la electricidad, generan un clima de zozobra y riesgo para la actividad industrial”, señalaron desde la entidad.

Hace algunos días, la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL) informó que había registrado en enero un retroceso de 6,3% en comparación al mismo mes del año pasado. De acuerdo con el organismo, hubo caídas generalizadas de actividad en los sectores de alimentos y bebidas, textiles, químicos y plásticos, minerales no metálicos, industria metalmecánica e industria automotriz.

En términos desestacionalizados, la producción industrial del mes cayó 0,9% respecto a diciembre, encadenando dos meses en retroceso y retomando el sendero de caída luego del impasse registrado en noviembre.

Con lo anterior, el nivel de actividad corregido por estacionalidad del mes de enero resulta 11,2% inferior al registrado en mayo de 2022 en el inicio de la actual fase recesiva de la industria. “Todos los indicadores que permiten anticipar una reversión de la fase señalan que esta se profundiza y se prolonga, al tiempo que desde noviembre se tiene una mayor difusión sectorial de la caída de la actividad”, analizaron los especialistas de FIEL.

“En términos de perspectivas de corto plazo, la industria a comienzos de 2024 transita un período de adecuación al nuevo escenario económico, caracterizado por un marcado cambio de precios relativos de bienes y servicios, un fuerte deterioro del poder de compra del público y mayores incentivos a la exportación”, continuaron.

Seguir Leyendo

Nacionales

Milei atacó de nuevo al gobernador de Chubut: “Es un pobre chico”

Publicado

en

El presidente Javier Milei volvió a atacar con dureza al gobernador de Chubut, Ignacio Nacho Torres, en una acción que puede dinamitar un acuerdo con el PRO. Sin embargo, el mandatario a la vez destacó la figura del exmandatario Mauricio Macri, con quien dijo que tiene “un excelente diálogo” y “frecuente”, y con el que podría verse, aseguró, esta semana o la próxima.

lEl jefe de Estado aseguró que Torres “evidentemente, es una víctima del deterioro de la educación argentina” tras su amenaza de cortar el envío del petróleo y gas de la provincia al resto del país en reclamo de la entrega de los fondos coparticipables que le interrumpió la Nación. Milei advirtió que, en caso de llevarla adelante, intervendrá la Justicia porque se trata de “un delito”.

“Pobrecito, Nachito, es un pobre chico que no la ve. No puede leer ni un contrato. Es de una precariedad intelectual muy grande”, dijo el Presidente en declaraciones al canal La Nación + desde la ciudad estadounidense de Washington, donde este sábado participó de la Conferencia de la Acción Política Conservadora (CPAC).

Y agregó: “La provincia tomó deuda contra garantía de coparticipación, entonces cuando arma la operación, cuando se deposita la coparticipación, que se hace continuamente, se extrae la parte afectada a la deuda y le llega el remanente. Yo no tengo la culpa de que el chico no pueda leer un texto y comprenderlo”.

Consultado sobre una posible intervención de la provincia patagónica en el caso que Torres tomara la decisión que anunció el viernes último, Milei adelantó que “se seguirán los pasos legales que determine la Justicia”.

El Presidente consideró además, que su llegada a la Casa Rosada produjo un “cambio estructural” en la “política tradicional”, pese a lo cual todavía hay quienes “no lo ven”, y explicó que por eso “detestan” su presencia en el poder, porque significa que “estaban equivocados en los que pensaron estos 40 años”.

“No pueden pisar la calle porque si la gente los conociera los lincharía. Eso es lo que no pueden ver, no lo quieren ver porque tendrían que aceptar que todo lo que hicieron estuvo mal. Es un problema de falta de autocrítica, tiene que ver con eso el ‘no la ven'”, profundizó Milei sobre una de las frases que suele replicar en su cuenta en la red social X.

El mandatario también cuestionó al resto de los gobernadores, 19 de los cuales se manifestaron públicamente a favor de Torres en su conflicto con el Gobierno nacional, porque, dijo, “no quieren hacer el ajuste” en las cuentas provinciales cuando “tienen que ajustar un punto del PBI”.

Para Milei, el motivo por el cual los gobernadores se rehúsan a llegar al déficit cero es porque, según advirtió, “no quieren resignar sus privilegios de casta”, al contrastar que, en cambio, la administración nacional alcanzó “el equilibrio en el Tesoro”.

Además, Milei culpó a ese mismo sector de la política por “destrozar” la ley Bases en la Cámara de Diputados, al rechazar el intento del Ejecutivo por modificar y mejorar la remuneración de los jubilados.

“La casta peleó por sus privilegios”, sostuvo, y señaló que por eso hubo que “sacar el capítulo cuatro” de ese proyecto que comprendía modificaciones en el régimen jubilatorio.

Milei enfatizó que, por ese motivo, “perdieron los jubilados”, y reiteró que la “casta no quiere que le vaya bien a los argentinos”.

Seguir Leyendo

Nacionales

Advertencia de gobernadores patagónicos a MIlei: sin recursos no habrá petróleo ni gas

Publicado

en

Gobernadores de seis provincias del sur insistieron con el reclamo al presidente Javier Milei por la coparticipación, transporte y educación, al tiempo que advirtieron que sin recursos no habrá petróleo ni gas.

En un documento firmado por Gustavo Melella (Tierra del Fuego), Claudio Vidal (Santa Cruz), Ignacio Torres (Chubut), Sergio Ziliotto (La Pampa), Rolando Figueroa (Neuquén) y Alberto
Weretilneck (Río Negro) resaltaron que “las provincias son preexistentes a la Nación y merecen respeto”.

“Nadie puede someterlas ni extorsionarlas con amenazas de restricción de fondos públicos que les pertenecen por derecho propio”, enfatizaron los gobernadores.

Reclamaron al Poder Ejecutivo por los fondos adeudados a la región, aunque se centran en el caso específico de Chubut, al considerar que “el Ministerio de Economía de la Nación le retuvo ilegalmente $ 13.500 millones, más de un tercio de su coparticipación mensual”.

“Los gobernadores no son empleados del Poder Ejecutivo Nacional ni están sujetos a sus órdenes”, afirmaron, a la vez que cuestionaron que “de forma ilegal el gobierno nacional retuvo los fondos destinados al Fondo Compensador de las tarifas del transporte público”.

“Son recursos procedentes del impuesto a los combustibles y tienen una asignación específica”, coincidieron los mandatarios provinciales.

En ese marco, los gobernadores resaltaron que “si el Ministerio de Economía no le entrega a Chubut sus recursos, entonces Chubut no entregará su petróleo y su gas”.

“Quitarle a una provincia más de un tercio de su coparticipación es una acción criminal que persigue el objetivo deliberado de hacer sufrir a sus habitantes para de este modo
forzar a su gobierno a adoptar determinadas decisiones políticas. Es una medida extensiva y disolutoria del sistema federal. Ningún gobernador lo va a consentir”, r
ecalcaron.

En un frente común, más allá de que son de distintos partidos políticos, los mandatarios provinciales señalaron que la provincia que comanda Ignacio Torres está sufriendo “las represalias” que el gobierno de Milei anunció contra las provincias tras la caída de
la Ley Ómnibus en el Congreso.

“Repudiamos tajantemente el ataque que está haciendo el gobierno nacional contra una provincia hermana y nos solidarizamos con el gobernador Ignacio Torres y el pueblo de Chubut”, agregaron.

Seguir Leyendo




Redes Sociales

Tendencia