Conectate con nosotros...

Cultur@

Roberto Torós / Ciudad de Buenos Aires

Publicado

en

Los consejos del Ángel Gris
(Cuento de humor Celestial)

Al Ángel Pandomiro se le erizaron las plumas al enterarse, descifrando un versículo de la Biblia apócrifa de Nicodemo, que un Demonio no es otra cosa que un Ángel Desertor. Continuó leyendo y la perfección del horror le llegó al saber que todos los de su jerarquía son asexuales. Llegada la noche, consultó con su amigo el Ángel Gris sobre estos infortunios. Su colega le respondió: “Sobre tu deserción pide perdón y se te dará, pues el oficio de Dios es perdonar; en cuanto a lo otro, restriega entre tus manos cuatro libras de barro arcilloso y realiza un Milagro”.

Cultur@

El Cinemóvil recorre la Región Sur

Publicado

en

Este lunes 24 de junio en Ñorquinco el Cinemóvil de la Secretaría de Cultura iniciará una gira con sus películas nacionales que continuará el martes 25 en Río Chico, el miércoles 26 en Mamuel Choique, el jueves 27 en Atraico e Ingeniero Jacobacci. Entrada libre y gratuita.

El Cinemóvil de la Secretaría de Cultura, dependiente del Ministerio de Desarrollo Humano, Deporte y Cultura, continúa acercando el cine argentino de manera gratuita a las familias rionegrinas.

En Ñorquinco se podrá disfrutar de dos películas en el Salón del Polideportivo: La Gallina Turuleca de Eduardo Gondell y Víctor Monigote a las 17:30 y El Retiro dirigida por Ricardo Díaz Iacoponi a las 19:30.

Al día siguiente en el Salón de Usos Múltiples de Río Chico se proyectará La Gallina Turuleca a las 16:30 y Polvareda de un Trovero (De IUPA INSTITUCIONAL dirigida por Néstor Ruggeri) a las 18:30.

El miércoles 26, la pantalla de todas las rionegrinas y rionegrinos arribará a la Escuela Hogar 113 de Manuel Choique donde ofrecerá una función de La Gallina Turuleca a las 15 y otra de Yanka y el espíritu del volcán de Iván Abello a las 17.

Finalmente, el jueves 27 en la Escuela Hogar 162 de Atraico se proyectará La Gallina Turuleca a las 11 y se replicará ese mismo día a las 18 en la Casa del Bicentenario de Ingeniero Jacobacci. Allí, finalizará la gira del Cinemóvil a las 20 con Polvareda de un Trovero.

Cabe destacar que todas las funciones se realizan con entrada libre y gratuita.

Seguir Leyendo

Cultur@

Provincia acompaña el trabajo de las bibliotecas populares rionegrinas

Publicado

en

En el marco de un contexto nacional adverso, el Gobierno de Río Negro a través de la Dirección de Bibliotecas y Entidades Socioculturales dependiente de la Secretaría de Cultura pone en valor y acompaña el trabajo de las distintas bibliotecas populares que se encuentran a lo largo y a lo ancho del territorio provincial.

Las bibliotecas populares son organizaciones no gubernamentales que ponen a disposición de sus comunidades distintos servicios de información en diversos formatos. También, sus instalaciones se convierten en espacios de estudio y contención que trascienden su acervo de ejemplares.

En este sentido, Fany Llanque y María Isabel Báez quienes están a cargo de la Biblioteca Popular Néstor Sánchez de Sierra Colorada coinciden en que “la biblioteca se convierte en un faro de esperanza y alegría”, y resaltan la búsqueda de conocimiento de las y los chicos en estos espacios por sobre las nuevas tecnologías. Esto representa para ellas una motivación “para seguir trabajando en ofrecerles un lugar donde siempre puedan encontrar refugio, inspiración y magia en las páginas de los libros”.

“Ver a los chicos y chicas perderse en las páginas de un libro, compartir sus descubrimientos con amigos y discutir las historias que les apasionan, es una recompensa invaluable para quienes día a día abrimos las puertas del recinto” sostienen las bibliotecarias.

La labor de las trabajadoras y trabajadores de las bibliotecas como Fany y María es imprescindible para el funcionamiento de este tipo de instituciones.

Seguir Leyendo

Cultur@

La Promesa de Lealtad a la Bandera: un compromiso de amor y unidad nacional en el Siglo XXI

Publicado

en

Cada 20 de junio, la Argentina se viste de celeste y blanco para conmemorar el Día de la Bandera, rindiendo homenaje al creador de nuestro máximo emblema patrio, el General Manuel Belgrano. En esta jornada, miles de niños de cuarto grado participan en una ceremonia cargada de simbolismo y emoción: la Promesa de Lealtad a la Bandera Argentina. Este acto no solo es un homenaje a nuestra enseña patria, sino también una reafirmación de los valores y principios que sostienen nuestra identidad nacional.

Orígenes y evolución de la ceremonia

La tradición de la promesa a la bandera en Argentina tiene sus raíces en las primeras décadas del siglo XX. Contrariamente a lo que algunos creen, no fue Domingo Faustino Sarmiento quien introdujo esta práctica en las escuelas argentinas. La ceremonia fue impulsada por José María Ramos Mejía, presidente del Consejo Nacional de Educación, quien se inspiró en las ceremonias patrióticas que observó durante un viaje a Estados Unidos. En 1909, Ramos Mejía estableció la ceremonia de la Jura a la Bandera para los niños que ingresaban por primera vez a la escuela, con el objetivo de fortalecer los contenidos patrióticos y nacionalistas en el sistema educativo argentino.

De Juramento a Promesa

Originalmente, la ceremonia implicaba un juramento solemne, una práctica que tenía profundas connotaciones religiosas y un compromiso serio que quizás superaba la comprensión total de los niños de diez años. Con el tiempo, y para adaptarse a una sociedad cada vez más plural y laica, las autoridades decidieron reemplazar el juramento por una promesa. Esta promesa no exige una invocación a Dios, sino que se centra en un compromiso cívico de fidelidad a la bandera y, por extensión, a los valores que esta representa.

Significado de la Promesa

La promesa a la bandera es un acto de amor y lealtad hacia la nación argentina y su pueblo. Los niños prometen fidelidad a la bandera, entendiendo que esta simboliza la unidad, la diversidad y la riqueza humana de nuestra patria. La ceremonia, que usualmente se realiza el 20 de junio, se convierte en un momento significativo en la vida de los jóvenes estudiantes, quienes asumen públicamente su compromiso con los valores de libertad, justicia y solidaridad que nuestra bandera representa.

La Dimensión educativa de la Promesa

Desde una perspectiva educativa, la Promesa de Lealtad a la Bandera tiene múltiples dimensiones y beneficios. En primer lugar, es una herramienta pedagógica que permite a los docentes inculcar en los estudiantes el respeto por los símbolos patrios y la importancia de la identidad nacional. A través de esta ceremonia, los niños no solo aprenden sobre la historia y los valores asociados a la bandera, sino que también desarrollan un sentido de pertenencia y responsabilidad cívica.

La ceremonia es también un momento de reflexión sobre el significado de ser argentino. Los docentes tienen la oportunidad de explicar a los estudiantes cómo la bandera representa los ideales de libertad, igualdad y solidaridad, y cómo estos principios se aplican en la vida diaria. Este proceso educativo ayuda a los niños a entender la importancia de los valores democráticos y a desarrollar un sentido de compromiso con su comunidad y su país.

Inclusión y participación

Aunque la promesa es tradicionalmente realizada por los alumnos de cuarto grado, también se extiende a jóvenes y adultos que no tuvieron la oportunidad de hacerla en su momento. Esto se formalizó en 2009 con la promulgación de la Ley 26.481, que establece la promesa para todas las personas que, por diversas razones, no pudieron realizarla durante su escolaridad primaria. Este acto inclusivo refuerza la idea de que nunca es tarde para reafirmar nuestro compromiso con la patria.

Un legado vivo

La instauración del Día de la Bandera en 1938 y la posterior institucionalización de la promesa a la bandera son testimonios de la continua evolución de nuestras tradiciones patrióticas. Estos actos no solo honran la memoria de Manuel Belgrano, sino que también refuerzan nuestra identidad colectiva y el compromiso de cada ciudadano con la construcción de una Argentina que está en constante definición.

Desafíos del siglo XXI

En el contexto del siglo xxi, la Promesa de Lealtad a la Bandera adquiere nuevos significados y enfrenta desafíos contemporáneos. La globalización, la tecnología y las crecientes demandas por inclusión y diversidad plantean preguntas sobre cómo adaptamos nuestras tradiciones a las realidades actuales. En un mundo interconectado, es crucial que el compromiso con la bandera y los valores nacionales se mantenga relevante y significativo para las nuevas generaciones.

La educación debe integrar estos desafíos, asegurando que la promesa no sea un mero acto formal, sino una verdadera reflexión sobre la identidad y los valores democráticos. La incorporación de tecnologías educativas puede enriquecer la experiencia, permitiendo que los estudiantes exploren de manera interactiva la historia y el significado de la bandera. Asimismo, es esencial fomentar un ambiente inclusivo donde todas las identidades y culturas que conforman nuestra nación se sientan representadas y valoradas.

Más que un Símbolo

La bandera argentina es más que un pedazo de tela; es el símbolo de la nación y de la lucha de aquellos que nos precedieron. Al comprometerse a respetar la bandera, los niños no solo rinden homenaje a los próceres que lucharon por nuestra independencia, sino que también asumen una responsabilidad hacia el futuro de nuestro país. La promesa a la bandera implica un compromiso con la historia, las tradiciones y los valores que han moldeado a la Argentina.

Fortaleciendo la Identidad Nacional

La Promesa de Lealtad a la Bandera no es solo un acto ceremonial; es una manera de fortalecer el sentido de pertenencia y la identidad nacional. Este compromiso es especialmente relevante en el contexto educativo, donde se forman las bases del conocimiento y los valores que guiarán a los ciudadanos del mañana. La profesora Lidia Farfán, directora de la Escuela Belgrano de Jujuy, destaca que la promesa “realza la identidad, acrecienta el amor a la Patria y reafirma valores como el respeto y la solidaridad, no solo con la palabra, sino también en los hechos cotidianos”.

En definitiva, cada acto de promesa a la bandera es una oportunidad para renovar nuestro compromiso con los valores fundamentales que nos unen como argentinos y para recordar la rica herencia histórica que nos ha formado como nación. Que este 20 de junio nos inspire a todos a trabajar juntos por un futuro mejor, unidos bajo el celeste y blanco de nuestra enseña patria. La promesa a la bandera es más que una tradición; es un pilar de nuestra identidad y una reafirmación de nuestro compromiso con la construcción de una Argentina más justa, libre y solidaria.

Seguir Leyendo




Redes Sociales

Tendencia