Palmieri encabezó el acto de ofertas para construir la nueva planta potabilizadora de agua para Viedma

Palmieri encabezó el acto de ofertas para construir la nueva planta potabilizadora de agua para Viedma

El vicegobernador de Río Negro, Alejandro Palmieri, encabezó el acto de apertura de sobres con ofertas para construir la nueva planta potabilizadora de agua para Viedma, una obra que permitirá llegar con el servicio a un 99% de la población. Se presentaron cinco empresas.

Los trabajos, financiados por el Ente Nacional de Obras Hídricas y Saneamiento (ENOHSA), serán vitales para mejorar sustancialmente el servicio para vecinos y vecinas de la capital provincial.

Se trata de una inversión del Gobierno Nacional que generará una solución en materia de provisión de agua con un horizonte de diseño de 30 años y una población estimada en más de 112.600 habitantes, llevando la cobertura del servicio de 95% al 99%.

“La licitación se enmarca en un plan impulsado por nuestro Gobierno que involucra obras en tres ciudades importantes. La más grande es la de Viedma, también está el Plan Director de Agua para Catriel y dentro de poco será el turno de General Roca”, explicó Palmieri.

“Por eso quiero destacar todo el trabajo que hay detrás de áreas como el Ministerio de Obras y Servicios Públicos, el DPA y el ENOHSA, que priorizó a Río Negro y va a disponer de un financiamiento de casi $2.500.000.000 para mejorar la calidad de vida de los rionegrinos y rionegrinas”, completó el Vicegobernador.

Palmieri estuvo acompañado por el intendente de Viedma, Pedro Pesatti y el superintendente del DPA, Fernando Curetti, mientras que de forma virtual lo hizo el gerente general del ENOHSA, Alejandro Hoc, legisladores y los distintos oferentes.

Uno de los oferentes lo presentó la UTE entre Power China y CN Sapag con $1.500.816.815,77; en tanto, SYlPA SRL ofertó $1.319.056.019,86 y la oferta de VIALAGRO fue de $1.451.544.960,03. ECOSUR BAHÍA SA presentó $1.530.539.817,65 y CODAM SA hizo lo propio con un presupuesto de $1.449.770.000.

Los trabajos tienen un plazo de ejecución de 24 meses. La nueva planta tiene una capacidad de potabilización de 2.300 m3/hora y será de funcionamiento convencional, buscando bajar los niveles de color y turbiedad del agua. Se plantea ejecutar en el predio disponible paralelo a la actual planta.

La obra civil se complementa con una nueva cisterna de agua tratada y una estación de bombeo, un sistema de retrolavado de filtros y la alimentación a la red de distribución. Se proyecta construir una sala química, oficinas para comandos del sistema y salas de tableros, dotados de sectores sanitarios y sala de reuniones.

También se trabajará en un nuevo sistema de bombeo a red con electrobombas de eje vertical, ubicadas en la estación de bombeo vinculada a la estructura de la cisterna de agua tratada. Estarán vinculadas a un sistema central que comandará las mismas variando sus velocidades acuerdo a la demanda de la red.

 

Share
A %d blogueros les gusta esto: