Destacadas

Odebrecht: El pago de US$ 35 millones de sobornos a funcionarios K

Publicado

en

Mientras el juez federal Marcelo Martínez De Giorgi prepara un exhorto para mandar a EE.UU por el escándalo de Odebrecht, se empezó a investigar quiénes fueron los intermediarios que distribuyeron 35 millones de dólares en coimas entre funcionarios del gobierno de Cristina Kirchner.

La diputada Graciela Ocaña, quien el jueves aportó la copia del acuerdo que la constructora brasileña alcanzó con la justicia de EE.UU, pidió ayer al juez avanzar sobre las relaciones de Odebrech con el ex subsecretario de Coordinación de Obra Pública Federal, Carlos Santiago Kirchner, denunciado por lavado de dinero por la Unidad de Información Financiera (UIF), al igual que sobre los pagos que Odebrecht hizo a Negocios Inmobiliarios, la inmobiliaria de los Kirchner, entre ellos una factura de 80 mil pesos.

Entre el año 2011 y 2014, Odebrecht pagó una suma aproximada de US$ 2.9 millones a “un intermediario quien trasladaría dichos gastos a los funcionarios del gobierno argentino”. En el punto 50 del acuerdo entre la justicia de EE.UU y la constructora brasileña revela que entre enero del año 2011 y marzo del año 2014, Odebrecht realizó “pagos por la suma de USD$500.000 a cuentas privadas de un intermediario que se habría comprometido a trasladar dicha suma a los funcionarios argentinos”. Uno de esos pagos por 80 mil dólares habría ido al ex secretario de Transporte K, Ricardo Jaime, a través de la cuenta Printbont Corporation SA del First Caribbean International Bank.

Ahora en tribunales se investiga quiénes pudieron haber sido esos intermediarios que pagaron las coimas con dinero que Odebrech sacaba desde un banco de la isla de Antigua hacia las cuentas bancarias secretas de funcionarios K.

El juez esperará a recibir la confirmación oficial de EE.UU., pero en tribunales se descuenta que se investigará a todos los lobistas de la constructora. En la lista informal figuran desde el lobbista profesional Martín Benedittini hasta Jorge “Corcho” Rodríguez, el ex novio de Susana Giménez. Todas las miradas se dirigen al productor de espectáculos musicales porque su empresa “Nelly Entertaiment” produjo dos discos y 50 espectáculos de rock al hijo del ex ministro de Planificación y actual diputado nacional, Julio De Vido, llamado Facundo. De Vido dijo por Twitter que “desde ya que niego rotundamente haber recibido sobornos de esta empresa ni de ninguna otra”. En declaraciones a Clarín, el “Corcho” Rodríguez confirmó que su empresa “Nelly” fue contratada “como consultora de imagen, no como lobbista, por Odebrecht y que cobré por esos servicios”. Negó enfáticamente haber hecho de intermediario del pago de coimas y dijo que “conozco a más funcionarios de este gobierno que del kirchnerismo”. Precisó que el viaje que hizo a China en el 2013 “no lo hice como miembro de la comitiva de De Vido, sino que fui solo”. Contó que tenía un proyecto de construir un estadio en ese país junto a Odebrecht.

Admitió que Facundo De Vido con su grupo de rock “Pista2” es artista del plantel de “Nelly” y afirmó que tiene “talento más allá de su apellido”.

Facundo De Vido no es accionista de Nelly Enterteinment S.A. como señalaron versiones periodísticas, pero esta empresa fue contratada con 31 millones de pesos por el ex gobernador K de Entre Ríos Sergio Urribarri para la difusión audivisual de la cumbre de presidentes del Mercosur realizada en Paraná en el 2014.

Las tareas de lobbie de Odebrecht fueron intensas a tal punto que recibió contratos por casi 300 millones de dólares durante el kirchnerismo. Del registro de audiencias de funcionarios creado por el decreto 1172/03 surge que directivos de Odebrecht se reunieron 26 veces con altos funcionarios del kirchnerismo que van desde la ex presidenta Cristina Kirchner hasta De Vido y su influyente subsecretario de Control, Roberto Baratta. Generalmente, las coimas se pagan por circuitos informales pero ese registro da una idea de la intensidad de la relación. La lista se completa con reuniones con el ex titular del ENARGAS, Fluvio Madaro, el ex funcionario K investigado en el caso Skanska en el cual, también, estuvo involucrado Odebrecht.

Tendencia

Exit mobile version