La “recuperación económica” de Argentina fue de las más pobres del mundo

La “recuperación económica” de Argentina fue de las más pobres del mundo

🧿 El presidente Alberto Fernández decidió auto-adjudicarse un supuesto éxito en el avance de la recuperación económica de la Argentina a partir de mayo de 2020, e incluso estimó sin temor a equivocarse que la recuperación del país “debe ser de las más rápidas del mundo” en diálogo con la agencia Télam.

Sin embargo, la realidad vuelve a contradecir al Presidente y demuestra el profundo fracaso del modelo económico kirchnerista. Acorde a la base de datos de la OCDE, dentro de un total de 48 países seleccionados para el análisis, la recuperación económica de la Argentina kirchnerista ocupa el lugar número 41.

La muestra no es trivial, pues como señaló el economista Alfonso Prat-Gay, se cubre cerca del 88% del PBI mundial, lo cual dota de rigurosidad al análisis. Estos resultados se conformaron a partir de datos de PBI trimestral, pero lo mismo ocurre con estimaciones mensuales.

A pesar de los cuestionables dichos de Alberto Fernández, el rumbo económico de la Argentina fue insuficiente y no se lograron recuperar los niveles de vida que había antes de la pandemia. Según la OCDE, Argentina registró una de las peores recuperaciones del mundo.

El presidente Alberto Fernández decidió auto-adjudicarse un supuesto éxito en el avance de la recuperación económica de la Argentina a partir de mayo de 2020, e incluso estimó sin temor a equivocarse que la recuperación del país “debe ser de las más rápidas del mundo” en diálogo con la agencia Télam.

Sin embargo, la realidad vuelve a contradecir al Presidente y demuestra el profundo fracaso del modelo económico kirchnerista. Acorde a la base de datos de la OCDE, dentro de un total de 48 países seleccionados para el análisis, la recuperación económica de la Argentina kirchnerista ocupa el lugar número 41.

La muestra no es trivial, pues como señaló el economista Alfonso Prat-Gay, se cubre cerca del 88% del PBI mundial, lo cual dota de rigurosidad al análisis. Estos resultados se conformaron a partir de datos de PBI trimestral, pero lo mismo ocurre con estimaciones mensuales.

Las exageradas y deliberadamente prolongadas medidas de aislamiento de Fernández contribuyeron a una recuperación mucho más débil a la de otros países como Estados Unidos, Brasil y Chile. Tanto en consideración estrictamente internacional como en comparación con América Latina, la recuperación económica de Argentina no fue destacable.

Los dichos de Alberto Fernández vuelven a quedar en ridículo frente a la realidad. Considerando el avance poblacional, aún cuando la economía volvió a recuperar sus niveles de prepandemia en agosto, el ingreso por habitante continúa por debajo de febrero de 2020 y la pobreza ya alcanza a más del 40% de los argentinos.

El panorama inflacionario también significa un duro revés para Fernández, pues la inflación minorista continúa viajando al 3% mensual pese a los numerosos controles de precios que estableció el Gobierno. La inflación interanual llegó al 52,5% en septiembre, por lo que las metas del ministro Martín Guzmán fracasaron irremediablemente.

Considerando el segmento de precios mayoristas, el último dato registrado por el INDEC revela una evolución interanual en torno al 60,5%, después de haber tocado un pico de hasta el 65% en el mes de mayo. La situación inflacionaria se encuentra fuera de control, mientras el Banco Central sigue perdiendo reservas internacionales en un intento desesperado por defender la paridad cambiaria del segmento oficial.

0
Share