Conectate con nosotros...

Nacionales

La inflación de agosto rondaría el 12% y meter más ruido en la campaña electoral

Publicado

en

Tras el cimbronazo provocado por la devaluación, el costo de vida alcanzará los dos dígitos en agosto, el nivel más alto en 21 años, según los pronósticos de consultoras privadas. El dato oficial del INDEC se conocerá recién el 13 de septiembre próximo.

Para Econviews, la inflación cerrará el octavo mes del año en el 12%, un nivel que podría repetirse en septiembre. “El ´plan llegar´ tiene un costo altísimo en términos de inflación para la próxima administración. Creemos que el único mes con chances reales de que la inflación sea de un dígito es octubre, asumiendo que el Gobierno es exitoso en dejar el dólar clavado en $350 por dos meses”, indicó esa consultora.

En el mismo sentido, Eco Go estimó que el costo de vida en agosto superará al 11% que habían pronosticado previo a las PASO dados los episodios recientes, la suba en combustibles y el precio de la hacienda.

Según Eco Go, que monitorea 10.000 precios en cuatro supermercados, la variación de los alimentos en la cuarta semana del mes fue del 5,8%.

Considerando una proyección de variación del 2,5% en la última semana de agosto, el acumulado mensual de la canasta alcanzaría al 13%. En tanto, la inflación en los alimentos consumidos fuera del hogar treparía al 12,7%.

Por el peso que tienen los alimentos en la inflación general, las estimaciones de la consultora para el IPC de agosto se ubican en 11,6%, marcando un salto de más de 5 puntos respecto del dato de julio (6,3%).

Los aumentos de alimentos durante agosto fueron generalizados, pero las mayores variaciones se dieron en las carnes (16,9% en el mes), especialmente la vacuna (21,4%) y en los productos panificados (11,2%). Por su parte, las frutas y verduras, afectadas además por la última tormenta en el cordón verde de la zona de La Plata, acumulan subas mensuales del 15,1% y 6,9% respectivamente.

En la medición de la consultora LCG, que sigue los precios online de 8.000 productos en supermercados, los alimentos registraron un alza promedio del 2,3% en la cuarta semana del mes, que implicó una desaceleración de 1,8 puntos respecto del pico de la semana anterior.

Así, el índice de alimentos y bebidas presentó una inflación mensual del 9,4% promedio en las últimas cuatro semanas y 10% punta a punta en el mismo período.

De acuerdo con estos registros, casi 27% de los productos relevados mostraron aumentos semanales, levemente por debajo del promedio de las últimas 4 semanas (28%).

Tras ocho semanas, el rubro “carnes” vuelve a ser la categoría que más aporta a la inflación mensual (2,7 puntos) y junto a los panificados explican un tercio de la suba promedio, explicó la consultora que dirige el economista Guido Lorenzo.

Otros seguimientos de precios, como el IPC Online de Bahía Blanca, arrojan números más altos para la evolución de los alimentos: 19% mensual, hasta la última semana relevada.

La aceleración en los valores de la canasta se dio tras la devaluación del 22% concretada el lunes 14 de agosto, cuando las grandes productoras del mercado retocaron sus listados para no perder rentabilidad.

A partir de esa disparada en las góndolas, el Gobierno anunció un nuevo acuerdo de precios con las principales empresas, que prevé subas de 5% mensual por 90 días.

Nacionales

Llega marzo y seguirá aumentando todo

Publicado

en

Este viernes arrancará el tercer mes del año y llegará con nuevos aumentos en naftas, prepagas, luz, empleadas domésticas y colegios privados, entre otros rubros claves para la canasta familiar.

También subirán los boletos de trenes, los alquileres y los taxis, que le meterán más presión a los precios.

El tercer mes del año siempre es complicado, y ahora más con el arrastre de la disparada de precios ocurrida tras la devaluación de diciembre.

En medio del plan de desregulación de la economía que lleva adelante el Gobierno esa presión se disparó mucho más.

El presidente Javier Milei admitió que marzo/abril serán los peores meses en materia de disparada de precios, que ya acumulan un alza del 100% de precios.

En materia de aumentos, de los que más presionan y complican, aparecen los combustibles. El Gobierno confirmó el incremento en las naftas que subirán 4,4% desde el viernes 1° de marzo, y otras siete subas más impactarán en los bolsillos argentinos y mantendrán al IPC del próximo mes en los dos dígitos.

Para la consultora EcoGo, la estimación para la inflación de febrero es del 15,9%, por lo que para marzo esperan que estén aún por encima de ese nivel, en alrededor del 17%.

“En febrero se empezó con los aumentos fuertes de regulados, transporte los primeros días del mes y también entró electricidad. Alimentos y bebidas que había desacelerado fuertemente, ahora los aumentos semanales parecen estables en subas semanales del 2% aproximadamente”, indica el economista. Y agrega: “Para marzo, llega una nueva ola de regulados, gas tiene una fuerte ponderación en la canasta del IPC y no descartamos una nueva suba en transporte”.

En enero, la inflación fue de 20,6%, alto, pero más bajo que el 25,5% de diciembre. Ahora para febrero se espera un IPC en un rango de entre 15 y 18% (lo que marcaría una desaceleración, aunque no sustancial), y un marzo que podría estar aún más abajo.

Sigue siendo una inflación de dos dígitos mensual, y si no es mayor, es porque la demanda esta golpeada y el Gobierno está llevando a cabo una fuerte política monetaria y fiscal contractiva, explicaron desde EcoGo.

En el caso de las naftas, el gobierno de Milei aplicará el 1° de marzo la segunda suba parcial de los impuestos al combustible líquido (ICL) y al dióxido de carbono (IDC), ítems que impactarán en el precio del litro de nafta y gasoil.

De esta forma, se esperan ajustes de entre 4,4% y 2,7%, respectivamente. Así, se espera que el litro de nafta súper escale $ 32,63 sobre los valores vigentes y en el gasoil $ 21,12.

En trenes de larga distancia, habrá nuevos valores de referencia para los trenes de larga distancia, ya sea interurbanos regionales e interjurisdiccionales: Buenos Aires-Mar del Plata, $ 4493; Bs As-Pinamar; $ 3896. Buenos Aires-Bahía Blanca, $ 7691; Bs As-Córdoba, desde $ 7900.

En el caso de las prepagas, el aumento será del 23% promedio sobre el valor de febrero, y el tercer ajuste consecutivo en lo que va del año.

En lo que va del 2024, los usuarios de las prepagas recibieron un alza en los aranceles del 30% en enero y del 26% en febrero.

En cuanto a las boletas de luz, llegarán con un alza de hasta el 150%. Según Energía, continuará vigente la segmentación de tarifas que contempla tres universos de usuarios, pero determinados por la Canasta Básica Total (CBT): altos, medios y bajos ingresos.

En el caso de los usuarios de altos ingresos, ya no reciben subsidios y abonan el costo pleno del suministro. Las tarifas del nivel 1 (es decir, los ingresos más altos) irán de $ 13.900 a $ 34.332, lo que significa un aumento de 150%. Y para el nivel 2 (bajos ingresos) la tarifa se ubicará en alrededor de los $ 7500, lo que representa un alza del 70%. Para los del nivel 3 (ingresos medios), el alza estimada rondará el 65%.

En el rubro empleadas domésticas, la Comisión de Trabajo en Casas Particulares cerró el primer aumento del año para las empleadas domésticas que percibirán una suba dividida en dos cuotas: 20% en febrero y otro 15% en marzo no acumulativo (es decir, que para hacer los dos ajustes deben tomarse los salarios de diciembre pasado).

Para aquellas personas que cobran por mes, en marzo recibirán un ajuste del 20% (de febrero): de esta forma, la quinta categoría (y la más demandada), las empleadas de tareas generales recibirán un salario de $ 231.860.40 (para las con retiro) y de $ 280.509,60 (sin retiro).

Es la primera suba del año: el aumento anterior había sido del 34% en septiembre de 2023 y se abonó en tres cuotas. Con ese porcentaje, el año pasado las trabajadoras particulares acumularon un 154% de incremento salarial contra una inflación del 211,4%.

Por su parte, en alquileres, pese a que Javier Milei ya derogó la Ley de Alquileres, los contratos vigentes se deben cumplir hasta su vencimiento. Esto significa que aquellos que alquilaron con la ley anterior deberán afrontar subas del 165,5% anual.

En consecuencia, todos los alquileres de vivienda que se hayan iniciado formalmente entre julio de 2020 y el 17 de octubre de 2023 siguen regidos por la ley 27.551.

El aumento de marzo marcará un nuevo récord dado que superará el 147,1% aplicado en febrero y el 137,5% de enero.

Seguir Leyendo

Nacionales

Más poder para Caputo y Posse: Infraestructura pasó a ser una Secretaría

Publicado

en

El Gobierno oficializó el lunes cambios en la estructura del Gabinete Nacional, que de ahora en adelante quedó configurado con ocho Ministerios, ya que Infraestructura fue reducido a Secretaría. Con estas modificaciones, el ministro de Economía, Luis Caputo, y el jefe de Gabinete, Nicolás Posse, sumaron poder al absorber nuevas áreas de gestión.

Como se esperaba, la administración de Javier Milei avanzó con una reestructuración y, a partir de los Decretos 194 y 195/2024 publicados este lunes en el Boletín Oficial, se dispuso la eliminación del ministerio de Infraestructura, cuyo extitular, Guillermo Ferraro, fue desplazado el mes pasado. Por ende, sus funciones pasaron a la cartera económica.

En tanto, la tutela de los derechos de las acciones de organismos estatales como Corredores Viales S.A., Agua y Saneamientos SA (AySA) y la Administración General de Puertos (AGP) se traspasan a la órbita de la jefatura de Gabinete.

El área comandada por Posse también tomó las competencias relacionadas a telecomunicaciones, servicios de comunicación audiovisual, desarrollo satelital y servicios postales.

En tanto, el Programa Nacional de Protección de Testigos, que antes se encontraba bajo la órbita de Justicia, y el Consejo Federal y el Comité de Lucha Contra la Trata, pasaron al Ministerio de Seguridad que comanda Patricia Bullrich. También se dispuso que el Instituto Nacional de Agricultura Familiar, Campesina e Indígena pase de Capital Humano a Economía.

“Uno de los ejes de la gestión del presidente Javier Milei es la reforma y simplificación del Estado, tendiente a la eficiencia y racionalización de procesos y estructuras estatales en beneficio de los ciudadanos. Al inicio de la gestión se redujeron los ministerios de 18 a 9, y actualmente son 8”, se destacó en la normativa.

Para justificar esta serie de cambios, el presidente Milei indicó en los considerandos del DNU que estas modificaciones “resultan impostergables para la gestión de gobierno”.

Desde que se empezó a mencionar el nombre de Caputo como posible ministro de Economía de Milei tras el balotaje contra Sergio Massa, “Toto” comenzó a ganar terreno en el círculo íntimo del líder libertario. Su rol, preponderante y clave en la política de ajuste del plan motosierra, no paró de crecer y en la actualidad cuenta con un superministerio, a cargo de un gran abanico de responsabilidades.

También Posse viene ganando influencia dentro del entrono del líder libertario, concentrando cada vez más áreas de gestión.

Seguir Leyendo

Nacionales

La industria pyme se desplomó 30% en enero

Publicado

en

El Índice de producción industrial pyme registró en enero una caída en promedio de 30% interanual a precios constantes y un retroceso de 9,1% en la comparación mensual, según la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

En un informe, la entidad advirtió que “la industria manufacturera pyme comenzó el año con una fuerte caída”. En ese marco, indicó que registró en el primer mes del año una “merma del 30% en la facturación del sector medida a precios constantes respecto del mismo mes del año pasado”.

Asimismo, remarcó que se trata del segundo mes consecutivo en que se observa una retracción de la actividad fabril, situación que calificó de “preocupante”. En tanto, las empresas, de acuerdo al informe de CAME, operaron en ese mes con el 70,8% de su capacidad instalada, mostrando un declive de 2,3 puntos porcentuales frente a diciembre.

Por sectores, si bien todos registraron en enero fuertes caídas en la comparación anual, los más afectados resultaron en ese mes “Papel e Impresiones” (-41,7% interanual) y “Químicos y plásticos” (-35,6% interanual). Le siguen, “Metálicos, maquinarias, equipos y material de transporte”, con una baja i.a. de 34,8%; “maderas y muebles”, -30,6%; “Alimentos y bebidas”, con -22%; e “Indumentaria y textil”, con -18,2 por ciento.

Los resultados se desprenden del Índice de Producción Industrial Pyme (IPIP) que elabora CAME, con una muestra que alcanzó a 413 industrias pyme a nivel federal. En el informe sostiene que “el sector industrial está sintiendo fuerte el deterioro en el poder adquisitivo de la gente y la pérdida de competitividad en los mercados mundiales, que afecta a las empresas de perfil exportador, por lo que las industrias pyme se preparan para un panorama complejo en los próximos meses”.

“La rentabilidad industrial está siendo amenazada por diversos factores: la baja en el consumo, producto del debilitado poder adquisitivo, sumado a la persistente inflación y el inminente aumento de tarifas de servicios públicos como la electricidad, generan un clima de zozobra y riesgo para la actividad industrial”, señalaron desde la entidad.

Hace algunos días, la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL) informó que había registrado en enero un retroceso de 6,3% en comparación al mismo mes del año pasado. De acuerdo con el organismo, hubo caídas generalizadas de actividad en los sectores de alimentos y bebidas, textiles, químicos y plásticos, minerales no metálicos, industria metalmecánica e industria automotriz.

En términos desestacionalizados, la producción industrial del mes cayó 0,9% respecto a diciembre, encadenando dos meses en retroceso y retomando el sendero de caída luego del impasse registrado en noviembre.

Con lo anterior, el nivel de actividad corregido por estacionalidad del mes de enero resulta 11,2% inferior al registrado en mayo de 2022 en el inicio de la actual fase recesiva de la industria. “Todos los indicadores que permiten anticipar una reversión de la fase señalan que esta se profundiza y se prolonga, al tiempo que desde noviembre se tiene una mayor difusión sectorial de la caída de la actividad”, analizaron los especialistas de FIEL.

“En términos de perspectivas de corto plazo, la industria a comienzos de 2024 transita un período de adecuación al nuevo escenario económico, caracterizado por un marcado cambio de precios relativos de bienes y servicios, un fuerte deterioro del poder de compra del público y mayores incentivos a la exportación”, continuaron.

Seguir Leyendo




Redes Sociales

Tendencia