Weretilneck: ”El satélite es un gran orgullo para INVAP”

Weretilneck: ”El satélite es un gran orgullo para INVAP”

Desde California, el gobernador Alberto Weretilneck remarcó la “fantástica” tarea de todos los trabajadores de INVAP que participaron del desarrollo del satélite de observación SAOCOM 1A, lanzado ayer al espacio.

“Es una felicidad poder participar de este momento, como argentino y como rionegrino. Demuestra que cuando hay trabajo coordinado de todas las agencias del Estado y objetivos claros, las cosas salen bien”, sostuvo el Gobernador, en diálogo con LU19.

Weretilneck subrayó que este satélite “es uno de los más avanzados del mundo” y sostuvo que el uso de la información que recolectará será “estratégico”.

El equipo pesa tres toneladas y tiene una antena radar de 10 metros de largo. Cada 16 días dará la vuelta a la Tierra tomando imágenes útiles para prevenir emergencias vinculadas a inundaciones, sequías, incendios y plagas.

“Para nosotros, su uso se destinará a medir la humedad de la tierra para la prevención de incendios, para mejorar cosechas y ver qué pasa en el suelo. La particularidad es que la mayoría de los satélites no captan información cuando hay nubes. Pero este satélite, por su diseño, penetra la capa de nubes y hasta los bosques”, explicó.

“Este es un desarrollo de inteligencia muy fuerte y un orgullo para INVAP. Hay que destacar y reconocer a todos los trabajadores, porque ha sido fantástica su tarea”, subrayó.

El Gobernador contó su experiencia personal al presenciar el lanzamiento del cohete que trasladaba el satélite y los minutos posteriores: “Había mucha tensión. Hay personas que vienen trabajando con este proyecto hace cerca de 20 años. Luego del lanzamiento hay cuatro o cinco momentos críticos en una hora que se fueron cumpliendo bien. Fue fantástico verlo”.

Además, destacó que INVAP tiene nuevos desafíos “que son dos satélites en construcción: uno es el hermano de este y otro es más chico”.

“Tenemos que seguir encontrando contratos para que la empresa pueda seguir produciendo. INVAP es una empresa que ha tenido una fuerte dependencia del Estado nacional. Los recortes y ajustes con los presupuestos nacionales y las finanzas del país hacen que tengamos las luces amarillas prendidas. Estamos atentos a que se cumplan los contratos y que los fondos lleguen regularmente, pero también buscamos nuevos contratos. Tenemos acuerdo con Bolivia construyendo centros médicos nucleares, uno con el reactor de Holanda y otro con el reactor de Brasil; además de otros dos o tres que se están analizando con otros países”, finalizó.

Share