Volverá la actividad en las obras de la Ruta 22

Volverá la actividad en las obras de la Ruta 22

La obra de ensanche de la Ruta Nacional 22, que tiene tramos paralizados que transforman la traza en un peligro de consecuencias evitables, se reactivará entre la semana que viene y finales de julio, según prometió ayer en Bariloche el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich. El funcionario dijo además que los trabajos en la zona de Roca están parados “por razones políticas” debido a los planteos del intendente Martín Soria.

Dietrich y el gobernador Alberto Weretilneck estuvieron reunidos durante varias horas en instalaciones del aeropuerto de Bariloche, que este invierno recibirá 170 vuelos semanales desde diez destinos, incluidos los aviones que llegarán desde San Pablo, Brasil. El anuncio de que se habilitó un segundo escáner del Senasa (el área internacional se abrirá a los arribos de cabotaje cuando no lleguen servicios del exterior) trajo alivio al sector turístico de la ciudad.

La actividad oficial correspondía en realidad el bautismo del nuevo avión Boing 737 800 Max que acaba de ser incorporado a la flota de Aerolíneas Argentinas.

La transformación de la Ruta Nacional 22 en una autopista “es una de las obras estratégicas de la provincia. Lamentablemente una parte de la obra está parada por razones políticas. Nos encontramos con situaciones excepcionales, con intendentes que limitan el avance del progreso. Nos pasa en algunos lugares; Roca es un lugar en el que nos ha pasado”, apuntó Dietrich directo a Soria.

El roquense no tenía ni un aliado en el auditorio (la sala de partidas internacionales del aeropuerto), integrado por gente de Pro cercana al diputado nacional Sergio Wisky y los funcionarios provinciales de Juntos.

“Una autopista genera necesidades de cambios pero hay algo que no debemos olvidar. En Argentina mueren 5.000 personas todos los años por accidentes de tránsito, y una de las razones es la mala infraestructura”, abundó Dietrich.

Lo que traba la obra –dice Nación– es la licencia ambiental. El ministro aseguró que en el tramo Godoy-Cervantes, donde los trabajos están avanzados, ese certificado provincial se obtendrá en una semana. En cambio –añadió– el que corresponde a Allen-Cipolletti, recién habrá novedades en tres semanas. Fuentes del gobierno de Weretilneck estiraron una semana más esta última promesa.

En el aeropuerto de Bariloche, están planeando además la ampliación de la plataforma de operación.

Share