Una empresa estudia instalar un parque eólico en Regina

Una empresa estudia instalar un parque eólico en Regina

La empresa Genneia, que construyó el primer parque eólico de Río Negro en Pomona, estudia si el factible montar otro en la barda norte de Villa Regina. Hizo un pedido a la comuna para disponer de tierras en las que medirían la intensidad y características de los vientos de la zona.

Prevén que el año próximo, cuando el Concejo Deliberante inicie el período de sesiones ordinarias en febrero, se pueda analizar la propuesta para ceder las tierras.

El pedido de Genneia es para saber sobre la disponibilidad de tierras en la zona de bardas al norte de Regina. Apuntan a instalar una antena de medición de vientos durante un año. Los datos que arroje ese sistema determinará si es factible la instalación de aerogeneradores y de qué potencia.

Javier Grost, representante de la empresa eólica, presentó el pedido al Concejo Deliberante y explicó cómo fue evolucionando durante los últimos años la generación de energía con sistemas libres de la utilización de combustibles fósiles.

El representante de la firma explicó que “Genneia tiene actualmente seis parques de generación eólica distribuidos en Chubut, Río Negro y Buenos Aires. En total son 198 generadores que representan 614 megas, lo que representa el 25 por ciento de la capacidad de la energía eólica para Argentina. Además están en construcción otros parque eólicos y la empresa tiene además tres parques de generación solar y siete que utilizan combustibles”.

Señaló además que “en la zona de Villa Regina se dan las condiciones de necesarias, ya que para la instalación de un parque de generación de energía con la utilización del viento, además de las corrientes de aire se requiere disponibilidad de una superficie importante para la instalación de los aerogeneradores, una relativa cercanía con nodos para la inyección de la electricidad que se produce; y la cercanía de un centro poblado. Con un parque eólico en Villa Regina, similar al instalado en Pomona, se daría cobertura eléctrica a esta ciudad y a varias del Alto Valle”.

El empresario advirtió además que “para poder avanzar en la instalación de los equipos, es necesario contar con una evaluación sobre las corrientes de aire circulante, y eso es lo que se mide con las antenas que a lo largo de todo un año registran las variaciones”.

Gros se mostró optimista, ya que manifestó: “Los equipos que se instalaron en Pomona funcionan como muy baja intensidad de viento, a partir de los 15 kilómetros ya comienzan a generar; y tienen un sistema de parada cuando se registran vientos intensos a partir de los 90 kilómetros”.

Share
A %d blogueros les gusta esto: