Un fiscal pidió detener a Oscar Parrilli por encubrir a Ibar Pérez Corradi

Un fiscal pidió detener a Oscar Parrilli por encubrir a Ibar Pérez Corradi

El fiscal federal Guillermo Marijuán pidió detener al jefe de la Agencia Federal de Inteligencia durante la última etapa del kirchnerismo, Oscar Parrilli, en la causa que investiga el encubrimiento a Ibar Esteban Pérez Corradi, procesado por narcotráfico e imputado por el triple crimen de General Rodríguez.

Marijuán apeló la decisión que había tomado el juez Ariel Lijo, que el lunes había procesado a Parrilli por ese delito, pero dictándole prisión preventiva.

La intención de Marijuán es que esa prisión se haga efectiva y que se detenga a uno de los hombres más cercanos a la ex presidenta Cristina Kirchner. Tras la apelación de Marijuán, será la Cámara Federal la que tendrá que definir si tiene razón el fiscal o el juez.

Esta mañana, Parrilli salió a critica al magistrado que lo procesó ayer y sostuvo que el fallo solo tuvo por objetivo justificar las escuchas telefónicas que le hicieron a su teléfono. “Adolece de toda racionalidad y de toda lógica”, lanzó en diálogo con radio Del Plata.

La mano derecha de Cristina fue grabado por la Justicia cuando la expresidenta le ordenaba ver las causas que le “habían armado” al ex jefe de operaciones de la ex SIDE, Antonio “Jaime” Stiusso. En esa grabación, cuya existencia ya conocía Parriilli, CFK le dice “pelotudo” a su jefe de espías.

“La intención que tenían era estar al tanto de qué es lo que pasaba o qué podían descubrir de las actividades de la ex presidenta”, denunció el ex funcionario K que habló de un plan de espionaje ilegal, similar definición a la que apeló Cristina Fernández de Kirchner días atrás.

Parrilli manifestó que las escuchas a su teléfono -en las que Cristina se muestra obsesionada por Stiuso y la ex SIDE- se el resultado de acciones de lo que definió como una “triple alianza” entre medios periodísticos, el Poder Judicial y servicios de inteligencia. “Todo esto monitoreado y seguido de cerca por Macri y Garavano”, señaló.

Ayer, el juez Lijo procesó a Parrilli por el presunto encubrimiento de Pérez Corradi a fines de 2015, cuando el empresario estaba prófugo de investigaciones judiciales por narcotráfico y por el llamado triple crimen de General Rodríguez.

En su flalo de 54 páginas, el magistrado sostuvo que “ha quedado acreditado” que el ex jefe de la AFI “ocultó” a la Justicia un informe que daba cuenta del paradero de Pérez Corradi en Paraguay.

0
Share