Río Negro ya tiene su primera cosecha social

Río Negro ya tiene su primera cosecha social

El primer invernadero instalado a través del Plan Río Negro Nutre, incentivó a la Asociación Civil La Semilla de San Carlos de Bariloche a dar a luz a múltiples espacios de aprendizaje y saberes compartidos.

“Desde esa primera palada, cuando se hicieron las bases para el primer invernadero, realmente hemos crecido y estamos orgullosos de ser anfitriones de algo que consideramos que es un aporte noble a la sociedad”, expresó José Villacide, miembro del equipo de gestión institucional de la Comisión Directiva de la Asociación, que nació en 2009 con el objetivo de crear un jardín de infantes, una escuela primaria y una secundaria.

Además, contó con alegría que el programa Invernaderos “permitió conectar a 10 familias del barrio Virgen Misionera, que asistieron periódicamente al predio, donde compartieron saberes alrededor del cultivo de alimentos bajo cubierta y en un espacio al aire libre que la asociación refuncionalizó”.

La experiencia compartida hizo que el lugar se transformara en un semillero de sueños y proyectos con un fuerte sentido de pertenencia, al punto que las familias decidieron tener su propia identidad y generar un nuevo espacio al que denominaron “Diente de León”, alrededor del cual nació un nuevo lugar para el intercambio de experiencias. Allí se llevan adelante talleres y capacitaciones vivenciales, donde predomina el aprendizaje de diversos conceptos vinculados a la agricultura, preparado recetas magistrales y el trabajo pleno con la tierra.

“Diente de León” es una primera cosecha social de esta experiencia de vinculación con el Río Negro Nutre, que para nosotros fue muy buena”, destacó el referente de la Asociación La Semilla.

En la actualidad, el proyecto cuenta con cuatro espacios de huertas e invernaderos donde las familias aprenden sobre agricultura biodinámica, compostaje, plantas medicinales / botiquín natural, horticultura, apicultura urbana, aves de corral y alimentación saludable, entre otras.

Muy pronto iniciará la producción de plantas aromáticas y medicinales, y proyecta la producción de colmenas y aves de corral.

Además, Villacide comentó que, en los últimos meses, “nos propusimos cubrir el costo de inscripción con un alimento no perecedero, destinado a los comedores de la ciudad. Esta experiencia, solidaria y de aprendizaje, continuará en 2021”.

Share
A %d blogueros les gusta esto: