Resistencia e integración

Resistencia e integración

Daniel James / Siglo XXI Editores
El movimiento sindical peronista ha sido un actor crucial en el drama de la historia de la Argentina moderna. Los sindicatos fueron el pilar fundamental del gobierno derrocado en 1955, y entre ese año y 1973 se revelaron como los principales interlocutores entre la sociedad civil y el poder político. A la hora de analizar su rol, gran parte de los historiadores atribuye a la dirigencia sindical pactos y negociaciones corruptas y una sistemática traición a sus bases. Por el contrario, se le adjudica a la clase trabajadora una extrema pasividad al servicio de esos dirigentes, o bien una idealizada estructuración en pos de sus propios intereses. Estos presupuestos han impedido explorar la especificidad de la experiencia histórica del movimiento obrero, y su relación con la ideología peronista y con sus líderes sindicales.

Share
A %d blogueros les gusta esto: