Regina tiene río accesible para todos

Regina tiene río accesible para todos

El municipio reginense inauguró la rampa de acceso al río Negro para ser utilizada por personas con discapacidad, al tiempo que presentó la silla anfibia en el balneario reginense, construida por docentes y alumnos del Centro de Educación Técnica N° 18 local.

La habilitación se realizó en el marco de la celebración por el “Día Internacional de las Personas con Discapacidad”, que se recuerda hoy, con la participación de integrantes del Consejo Local pertinente, que impulsaron el proyecto, autoridades municipales y docentes y alumnos del CET 18.

Si bien la rampa quedó habilitada, se prevé que a partir del 17 de diciembre la silla anfibia estará disponible para su uso, ya que aún restan realizar algunas pruebas del vehículo que se utilizará para que personas con discapacidad puedan ingresar al agua.

“Aunque parezca poco, es la institución de un nuevo derecho para las personas con discapacidad” destacó por su lado el intendente interino José Rayó, al señalar que la construcción y habilitación de la rampa de acceso hacia el agua permitirá tener una ciudad más inclusiva, y que el de Villa Regina será uno de los pocos balnearios de la zona que contará con este elemento.

Por su lado Norma Moya, coordinadora del Consejo Local para las Personas con Discapacidad de Villa Regina, apuntó que “estamos orgullosos de haber logrado este proyecto de accesibilidad al río. Todos tienen derecho de disfrutar de un entorno natural como el que contamos en nuestra ciudad, pero existían una serie de barreras que hacían que no fuera accesible para una parte de la población”.

“Tanto la rampa que fue un pedido que hizo el Consejo y la construcción de la silla anfibia que también fue un pedido que hicimos al CET 18, se lograron en tiempo récord. Esta es la primera etapa del proyecto para lograr una ciudad más inclusiva” indicó Moya.

Según se prevé a partir de la puesta en funcionamiento de la silla anfibia, estará en el balneario de la Isla 58 a disposición de personas con discapacidad, que contarán con la asistencia de dos guardavidas para su operación dentro del agua.

Por su lado Gabriel Belatti, docente del CET 18, remarcó que “afrontamos el desafío que nos propusieron desde el Consejo Local para las Personas con Discapacidad, y esto nos llevó mucho tiempo de investigación y desarrollo.

Además del equipo docente, trabajaron alumnos de cuarto, quinto y sexto año, que gracias a la colaboración del municipio, el Concejo Deliberante, instituciones y muchas personas que hicieron su aporte desinteresado para lograr este objetivo”.

0
Share