Quiroga respaldó a Bullrich por el nuevo reglamento para el uso de armas de fuego

Quiroga respaldó a Bullrich por el nuevo reglamento para el uso de armas de fuego

El intendente de la Ciudad de Neuquén, Horacio Quiroga, se refirió al nuevo protocolo del gobierno nacional que reglamenta el uso de las armas de fuego por parte de las fuerzas de seguridad y afirmó que “tenemos que cuidar a quienes nos cuidan”.

“Respaldo absolutamente la decisión de la ministra Patricia Bullrich”, afirmó el jefe comunal y argumentó que este nuevo protocolo “permite a los policías usar sus armas en defensa propia o de otras personas ante peligro inminente de muerte o de lesiones graves, para impedir que se cometa un delito grave con peligro para la vida o la integridad física de las personas y también, en esos casos, para proceder a la detención o para impedir la fuga de los delincuentes”.

“La legislación vigente privilegiaba los derechos de los delincuentes por sobre los de la policía e incluso por sobre los de las propias víctimas del delito”, consideró Quiroga y recordó que “hasta ahora, los miembros de las fuerzas de seguridad no podían usar sus armas para defenderse o para defender a la gente”.

“Tampoco se podían usar para detener a los delincuentes ni para impedir su fuga, incluso aunque hayan matado a una persona. Ni siquiera podían abrir fuego para impedir un delito grave contra la vida o la integridad física de terceros, o de ellos mismos. Tenían que esperar a que les dispararan, y solo después podían “repeler las hostilidades y, aún en ese caso, a modo disuasivo”, dijo Quiroga.

Sobre esto consideró que los integrantes de las fuerzas de seguridad “estaban desprotegidos y quizás algunas hasta preferían no actuar frente a la posibilidad de terminar presos o sancionados por el solo hecho de cumplir son su deber”.

En este sentido, opinó que “si fuese gobernador de la provincia no tendría ninguna duda en adherir a este protocolo de actuación para que también se aplique para los policías neuquinos”.

En tanto advirtió que “esta decisión debe ir acompañada por la permanente capacitación de las fuerzas de seguridad de manera de darle las herramientas que necesitan para enfrentar el delito. Y si un efectivo no cumple con las condiciones psicofísicas para portar un arma de fuego, entonces no debe hacerlo hasta tanto la institución lo prepare para esa tarea”.

“Lo que está claro es que nuestros policías, que tienen la obligación de cuidarnos, deben tener respaldo político para actuar. Caso contrario, seguiremos viviendo en el mundo del revés”, dijo Quiroga.

Share
A %d blogueros les gusta esto: