Procesan a Amado Boudou por falsificación de facturas

Procesan a Amado Boudou por falsificación de facturas

El juez federal Ariel Lijo procesó este viernes con prisión preventiva al exvicepresidente Amado Boudou en la causa por la falsificación de facturas en la rendición de viáticos.

También fueron alcanzados por la medida judicial Héctor Eduardo “Cachi” Romano, exsecretario del exvicepresidente; y Guido Forcieri, exjefe de Gabinete del Ministerio de Economía, según consignó el Centro de Información Judicial (CIJ).

Para la Justicia quedó comprobado que hubo documentación falsa al momento de rendir facturas vinculadas a los viáticos de una serie de viajes al exterior, realizados cuando Boudou estaba frente al Palacio de Hacienda, por más de 15.000 euros.

Durante un viaje a París en el año 2011, en el que participó de la Cumbre del G-20, el entonces Ministro de Economía se hospedó en el Hotel Bel Ami, por lo que luego emitió una factura falsa con el número 83.167, por 9395 euros, revelaron documentos a los que accedió el diario La Nación.

El exfuncionario también presentó facturas falsas por los servicios de dos traductores en ese mismo viaje a la capital francesa. En su “declaración jurada de rendición de viáticos”, que se tramitó a partir del 12 de abril de 2011, Boudou pagó a dos traductores 3800 euros, pero presentó recibos por 9700.

Además, unos meses antes, en 2010, había viajado a Francia para participar de un encuentro con el Club de París y se alojó en el mismo hotel. En esa visita, el entonces funcionario gastó total de 19.937 euros, reflejado en la factura número 88.636 y pagado en efectivo, algo prohibido en ese país por considerarse un monto tan alto.

Al declarar ante Lijo en los tribunales federales de Retiro, adonde fue trasladado desde el penal de Ezeiza, Boudou había asegurado la semana pasada que desconocía las irregularidades por las que se lo acusa y señaló que, en todo caso, correspondía el pedido de explicaciones al jefe de Ceremonial de ese momento.

El procesamiento fue dispuesto por Lijo en paralelo al rechazo de su pedido de excarcelación en el marco de la causa por la que ya estaba detenido: la que está acusado por los delitos de asociación ilícita y lavado de dinero.

En menos de 24 horas, el Juzgado rechazó el pedido de arresto domiciliario bajo vigilancia de pulsera electrónica del exvicepresidente y de su amigo José María Nuñez Carmona, ambos detenidos el 3 de noviembre pasado.

Al disponer los arrestos en aquella ocasión, el juez había valorado la existencia de flujos de dinero desde el exterior a través del blanqueo de capitales y que Nuñez Carmona inyectó en empresas en las que es integrante Boudou.

 

Share