Pablo Moyano evalúa otra huelga para el 26 y 27

Pablo Moyano evalúa otra huelga para el 26 y 27

Decidido a elevar el grado de confrontación, Hugo Moyano advirtió que el paro nacional de camioneros que activó ayer podría repetirse en el corto plazo y responsabilizó al Gobierno por la falta de acuerdo con los empresarios para sellar un aumento salarial cercano al 27 por ciento.

Su hijo Pablo -el número dos del gremio- desafió con otra medida de fuerza para el 26 y 27 de este mes. De concretarse la amenaza, serían tres los días sin servicios, ya que el sindicato de los camioneros se sumará a la huelga general que convocó la CGT para el 25.

Los Moyano buscaron ayer capitalizar el conflicto sectorial para posicionarse en la interna sindical. Ambos coincidieron en que la CGT resolvió ir al paro bajo presión de las bases y caminaron con pies de plomo sobre la viabilidad de la negociación que aún mantiene el triunvirato de mando con la Casa Rosada. “Estaban tratando de negociar lo innegociable”, dijo Hugo Moyano en una visita al personal de la planta de recolección de residuos Urbasur, en La Boca. Y agregó, casi jactándose de su poder: “El paro de los camioneros fue total. Y hubo otras actividades que también pararon. La calle estaba libre, casi sin colectivos”.

En su afán por escenificar la contundencia de la protesta, Pablo Moyano improvisó una conferencia de prensa en una refinería de Shell, en Dock Sud, donde se distinguía un playón con más de 300 camiones de combustible paralizados. Una imagen similar se recortaba en la refinería de YPF.

En la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac), que reúne a más de 50 cámaras que negocian salarios con camioneros, dijeron a la nacion que el paro tuvo “muy alta adhesión” y en algunas empresas fue “total”.

El reclamo es por un aumento salarial del 27% y que no se modifique el convenio colectivo del sector, el 40/89. Sobre todo, los ítems vinculados a la antigüedad, horas extras y viáticos. “Espero que Triaca autorice a los empresarios a dar un aumento de 27%”, dijo Pablo Moyano, que apuntó al ministro de Trabajo por presuntas presiones a empresarios.

El gremio de los camioneros activó un paro sectorial a pesar de que rige la conciliación obligatoria, dictada hace una semana. Por este incumplimiento Trabajo podría sancionar al sindicato con un pena económica y hasta con la quita de la personería gremial. La oficialización de la sanción podría concretarse hoy, una vez que Triaca avale los informes de los inspectores que supervisaron que no hubo actividad de los camioneros.

Share