Nación resolvió en favor de los productores rionegrinos

Nación resolvió en favor de los productores rionegrinos

El Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Agricultura, decidió en favor de los productores y empacadores de cebollas de la provincia de Rio Negro y sur de la provincia de Buenos Aires al suspender por dos meses, la resolución 35/2019 firmada por el gobierno de Mauricio Macri a poco tiempo de terminar su mandato. La misma eliminaba la obligación de certificar en origen el empaque y clasificación de la producción para su comercialización. La medida es de gran impacto en el sector cebollero que recupera el control del precio al productor, la trazabilidad del producto, su calidad sanitaria y protege cientos de fuentes laborales de mano de obra rionegrina.

La decisión del Ministerio, que conduce el Ing. Luis Basterra, fue tomada en las últimas horas luego de las gestiones realizadas por el Senador Nacional de Rio Negro, Martin Doñate, en defensa del valor agregado y fuentes de trabajo que genera la actividad en la zona del Valle Medio y Valle Inferior de la provincia.

“El gobierno nacional en la persona del Ministro Luis Basterra nos ha escuchado y h actuado con mucha celeridad para resolver esta problemática que nos habían planteado los productores e intendentes de la región del Valle Medio y General Conesa”, señaló Doñate quién agradeció al Ministro y al Presidente de Senasa Carlos Paz por la rápida decisión.

La semana pasada los intendentes donde se encuentran asentados complejos de empaque y embalaje de cebollas como Héctor Leineker de General Conesa y Sergio Hernandez de Lamarque, habían planteado ante el senador rionegrino su preocupación y alarma por la resolución que dejó firmada el gobierno saliente de Mauricio Macri y que ponía “en riesgo cientos de fuentes laborales, la calidad sanitaria y comercialización de la cebolla en nuestra región”, según indicaron.

Se trata de la resolución 35/2019 que dictó el gobierno de Mauricio Macri días antes de terminar su mandato y por la que se eliminaba la obligación del certificado fitosanitario y control “en origen” de cebollas para exportación derogando la histórica resolución 42 vigente desde el año 1998 que implementaba la “guía de origen”. El cambio de las reglas de juego a través de la decisión del gobierno anterior afectaba negativamente a la región del valle medio y valle inferior donde se generar cientos de fuentes laborales y valor agregado a la producción. Tal es el caso de Lamarque y General Conesa, entre otros.

La solución que gestionó Doñate y tuvo eco favorable ante el gobierno de Alberto Fernandez revestía el carácter de urgente ya que es necesaria claridad en el momento de las habilitaciones de las plantas de empaque de cebolla que comienzan en los próximos días a desarrollar su actividad de cara a las cosechas que se desarrollarán entre febrero y marzo.

Share
A %d blogueros les gusta esto: