Nación evalúa el cobro de peaje en el corredor de la ruta 22

Nación evalúa el cobro de peaje en el corredor de la ruta 22

Las rutas 3 y 22, desde Coronel Dorrego –en Buenos Aires– hasta Chichinales podrían constituir un corredor concesionado a empresas privadas que desarrollen obras de infraestructura y mantenimiento a cambio de la instalación de cabinas para el cobro de peaje.

Así lo aseguró el titular del distrito 20 de Vialidad Nacional, Raúl Obieta, quien dijo que las obras que reclaman los habitantes de la zona de Valle Medio, entre Choele Choel y Darwin, están supeditadas a la definición del gobierno nacional en torno al manejo de esas importantes vías de comunicación.

Se trata fundamentalmente de puentes peatonales en altura que puedan evitar accidentes trágicos como el que ocurrió en Darwin días atrás, con el saldo de un joven fallecido, y que motivó la airada crítica del legislador de Juntos Somos Río Negro, Ricardo Arroyo, quien exigió la renuncia de las autoridades del organismo vial por la demora en la realización de esos trabajos.

En declaraciones a Radio Nacional Viedma, Obieta explicó que se está evaluando la concesión de esas rutas a empresas para darle un manejo mixto público – privado y que en abril podría conocerse cuál será la decisión.

Sostuvo que se convocará a interesados en esa explotación a cambio de la realización de las obras requeridas. “Si no llega a haber oferentes habrá que esperar que se incorporen esas inversiones en el presupuesto 2018 para que pueda realizarlas Vialidad Nacional”, destacó.

Dijo que son varias las intervenciones que se pretenden. Puentes peatonales en Darwin, Chimpay y Belisle, como también se prevé la ampliación de la calzada en dirección a Río Colorado, la construcción de cruces elevados en los empalmes de las rutas 22 y 251 en cercanías de esa ciudad y otro similar en la rotonda en la que convergen la 250 y la 22, en Choele Choel.

Por el momento, los vecinos de la zona, que exigen puentes peatonales, deberán esperar lo que defina Vialidad Nacional. En caso de que se avance con la privatización, se buscarán empresas interesadas y a partir de allí se les impondrá que realicen tales inversiones.

En cambio, si no se avanza en ese sentido será la propia Vialidad la que deba desembolsar los montos necesarios para concretar los trabajos. Para ello, deberán incorporarse las correspondientes partidas en el presupuesto del año próximo.

Obieta no confirmó si el mecanismo de financiamiento de las firmas que puedan hacerse cargo de las concesiones será la instalación de peajes, aunque destacó que esa es una de las posibilidades más firmes.

La ruta 22 en todo su trayecto, jamás tuvo cabinas de cobro de peaje, salvo las del puente de Cipolletti y Neuquén, donde se cobraba por el mantenimiento de ese sector y la realización de un tercer puente que nunca fue terminado. Actualmente sólo queda la estructura de lo que fueron esas cabinas.

0
Share