Los sobresueldos complican a Soria

Los sobresueldos complican a Soria

Cinco casos testigo tiene la denuncia penal presentada el jueves contra el intendente de Roca, Martín Soria, en los que altos funcionarios municipales aparecen con un monto en los recibos de sueldos y otra suma inferior en el depósito realizado en sus cuentas bancarias.

Esas retenciones son las que aparecen en el centro de la acusación contra el candidato a gobernador del Frente para la Victoria, porque se aseguró ante la Justicia que el dinero que no percibieron los secretarios y directores municipales fue a parar a manos del mandatario. El escrito ahora en manos de la fiscal Julieta Villa dice que los sobresueldos acumularon un equivalente a 450.000 dólares. Según explicó el denunciante, Nicolás Suárez Colman, desde adentro del municipio le informaron que el inicio del mecanismo presuntamente irregular habría sido en el año 2011.

Textualmente, la denuncia indica que “de acuerdo a la información colectada, la maniobra queda puesta evidencia con los siguientes ejemplos de diferencias entre los recibos de haberes y lo efectivamente percibido por diversos funcionarios. La Cra. Mariana Soler percibe por recibo la suma de $ 72.112,50 pero le entregan $ 69.768,61; Rául Eduardo Neboli percibe por recibo $ 62.762,50 pero le llegan $ 60.418,62; Andrea Isabel Cornejo tiene liquidado $ 59.541,50 y recibe en los hechos $ 57.197,68; Maria Laura Tapatta percibe por recibo $ 60.355,50 pero le entregan $ 58.272,04; Claudio Diazzi tiene por recibo $ 57.561,50 y se hace de $ 55.478,04. Curiosamente, Martín Soria recibe de bolsillo lo mismo que indica su recibo, sin descuento alguno, esto es, la suma de $ 69.493,50”.

Ayer Suárez Colman informó que esos montos corresponden al mes de abril del 2018 y agregó que además de esos cinco casos, en la causa se incorporó un listado oficial con los sueldos de toda la planta política del municipio roquense.

El abogado dijo que la información sobre los montos depositados también llegó desde el edificio municipal, pero que el cotejo oficial surgiría de los registros que seguramente la fiscal le pedirá al Banco Patagonia.

Por otra parte, Soria hizo ayer por la mañana un posteo en redes, hablando de un “recibo trucho” al referirse al documento incorporado a la causa, en el que aparece un pago de 78.000 pesos en concepto de “Ret. Sueldos. Gastos Reservados”, con una firma que el denunciante le atribuyó al intendente.

“No pasaron ni 24 horas desde que la justicia desestimó la denuncia sobre irregularidades en la Fiesta Nacional de la Manzana, que ya estrenamos otra falsa denuncia basada ahora en un recibo trucho”, escribió el mandatario.

Así como pudimos comprobarlo en cada una de las ocasiones anteriores, vamos a volver a demostrar en la Justicia que esta última mentira también forma parte de otra vil operación de prensa para ensuciarnos”, dijo Soria.

Luego direccionó nuevamente sus ataques a “Río Negro”, asegurando que este caso es similar a otro del 2017 que tuvo como protagonista a su hermana, la diputada María Emilia Soria. Lo que no dice el candidato del FPV es que cuando él denunciaba en otra étapa de su vida el diario era bueno. Ahora que lo tocan a él, sale a despotricar y agredir a los medios como es su característica. O su compañera de fórmula, Magdalena Odarda, que con el mismo nivel probatorio que ahora dicen que los perjudica, suele atacar a los demás. Una denunciadora serial que edificó su carrera política mediáticamente.

Share