Los puentes Bailey ya están habilitados en Godoy

Los puentes Bailey ya están habilitados en Godoy

Las estructuras de los puentes Bailey, colocadas en la ruta 22 para permitir la realización de otras obras, y que fueron afectadas por un accidente días atrás, quedaron reparadas y listas para que nuevamente se comiencen a utilizar en los próximos días.

En la madrugada del jueves de la semana anterior, un camión chocó contra uno de los postes de hierro en el ingreso a los puentes Bailey de la mano de circulación en sentido este – oeste, derribando al mismo tiempo varios de los postes que sostenían los cables de acero que cumplían la función de baranda del puente.

Esto obligó a que se suspendiera el uso de los desvíos en este sector, y se paralizara el inicio de las obras para la construcción del quinto paso elevado que tendrá la ruta 22 en el tramo comprendido entre General Enrique Godoy y Mainqué.

Durante los últimos días, cuadrillas de la empresa Vial Agro trabajaron en la reparación y modificación del sistema de barandas de los puentes Bailey, con la previsión de que para este fin de semana las tareas deben estar terminadas. Sin embargo, no se precisó en qué momento se reabriría a la circulación.

Las modificaciones que se introdujeron fueron varias, en principio se reemplazaron los hierros H que se encontraban en los ingresos a los puentes por caños de hierro de unos 30 centímetros de diámetro, los cuales fueron colocados sobre bases de hormigón a unos 50 centímetros sobre los laterales del puente.

A su vez sobre la estructura de la base del puente se soldaron suplementos sobre los que se fijaron hierros en los cuales se abulonaron guardarraíles en reemplazo de los cables de acero, los cuales fueron colocados con perforaciones sobre los hierros que sostienen las barreras metálicas.

Además se colocaron guardarraíles entre los postes del puente y los caños de ingreso a los mismos. De acuerdo a las previsiones para este fin de semana las tareas en los cuatro puentes ubicados sobre ambas márgenes de la Ruta 22, estarían terminados y sólo restará la colocación del sistema de balizamiento lumínico para la señalización de los desvíos durante las noches.

Antes de las modificaciones que se realizaron, el puente tenía un ancho máximo de tres metros, y ahora sumó algunos centímetros más de amplitud, aunque de todos modos será un punto de traba para los transportes que mueven equipos para pozos petroleros o grandes máquinas.

En este tramo de la ruta se construirá el paso elevado de mayor extensión, ya que tendrá 104 metros de largo para atravesar el canal principal de riego y un desagüe que corre paralelo, a lo que se sumarán las rampas.

El paso elevado que se construye en esa parte de la 22 tendrá alrededor de 400 metros de extensión, en un tramo que además presenta una curva.

Share
A %d blogueros les gusta esto: