Los movimientos sociales tienen su sindicato

Los movimientos sociales tienen su sindicato

Los movimientos populares CTEP, Somos Barrios de Pie, CCC y Frente Darío Santillán presentaron su sindicato, la Unión de Trabajadores de la Economía Popular. Para conducirlo eligieron a Esteban “Gringo” Castro.

Referente social de Moreno, de perfil peronista y cercano a la iglesia de Jorge Bergoglio, Castro fue -a lo largo de la década que termina- uno de los constructores de la Coordinadora de Trabajadores de la Economía Popular, el espacio que implicó un salto organizativo en el mundo de los movimientos sociales, al poner bajo un mismo paraguas una diversidad de agrupaciones de trabajadores excluídos: cartoneros, trabajadoras de los jardines barriales, de emprendimientos textiles, de las cooperativas que limpian arroyos, vendedores ambulantes.

El dirigente señala que ahora, con la UTEP, el objetivo es avanzar “en el proceso de integración necesita generar la Argentina”. El término alude a la intención de que el sindicato de los movimientos sociales ingrese a la CGT, pero además a articular acciones con otros actores económicos y sociales. “Muchos que se están acercando a conversar, porque a este concepto de integración social lo están manejando la pequeña y mediana empresa, sectores de la iglesia católica, de la iglesia evangélica, los movimientos populares y el movimiento obrero”, señala Castro.

Como gremio, la UTEP se plantea dotar de derechos laborales a quienes viven de la economía popular. “Nosotros planteamos que no hay que hablar más de inclusión, porque este sistema es excluyente, no nos puede incluir. Lo que tiene que hacer es integrar nuestros planteos. Construimos en ese camino, y con esta unidad fortalecemos esa idea de integración social”, dice Castro a horas de la presentación.

Share
A %d blogueros les gusta esto: