Los docentes rionegrinos amenazan con no comenzar las clases

Los docentes rionegrinos amenazan con no comenzar las clases

Los docentes rionegrinos tuvieron su último congreso del año y en un marco de descontento por la sancionada Ley de Reforma Jubilatoria, debatieron sobre el futuro de sus acciones gremiales.

La instancia, que tuvo una primera parte ordinaria y una segunda extraordinaria, se llevó adelante el jueves en Ingeniero Huergo, terminando ayer a las 4 de la madrugada.

Por mayoría, el Congreso se definió en “estado de asamblea permanente” ante el silencio del gobierno provincial sobre el pedido de aumento planteado antes de que terminen las clases.

El gremio ya había solicitado un 10% de incremento salarial para la etapa previa al comienzo del ciclo lectivo 2018, por eso votaron a favor de seguir por ese camino, aunque ejerciendo mayor presión sobre la gestión de Alberto Weretilneck.

“Si no existe una oferta que supere ese porcentaje de aumento, podríamos ir por el no inicio de clases”, destacaron desde el sindicato, por lo que el comienzo del ciclo lectivo el año entrante, ya corre peligro. “Será el gobierno provincial el que pondrá en riesgo el próximo período escolar”, argumentaron.

En este sentido, será clave la reunión que mantendrán el próximo viernes con la ministra de Educación, Mónica Silva, y el resto de la conducción de la cartera.

Si bien la medida de fuerza será finalmente aprobada o desechada en febrero próximo, varias voces se pronunciaron a favor. Esa postura surgió en la asamblea de la seccional Roca, que por mayoría votó el no inicio y con ese mandato concurrió a Huergo.

La secretaria general de Unter, Patricia Cetera, dijo que otro de los reclamos en la reunión con Silva estará relacionado con la necesidad de obras en las escuelas, pidiendo que se garantice la ejecución de las mismas durante el mes de enero y febrero.

La titular del gremio también se refirió al contexto nacional y provincial, indicando que “las últimas políticas neoliberales que lleva adelante Mauricio Macri, políticas de ajuste a los trabajadores, van a impactar en nuestra provincia”.

No obstante, no quitó responsabilidad al gobernador y dijo que “el hecho de que hay que hacer los deberes para el Fondo Monetario Internacional obviamente va a marcar el camino que va a llevar adelante el gobierno de la provincia como propuesta salarial para el próximo año”.

Por otra parte, el Congreso aprobó la Memoria y Balance del período 2016-2017 y en general la política sindical 2018 propuesta por la conducción, sumando el aporte de las seccionales.

El inicio de este año, ya había sido sinuoso debido a la implementación de la Nueva Escuela Secundaria de Río Negro, lo que provocó bloqueos en asambleas de cargos y la postergación del inicio de clases en las escuelas de Nivel Medio.

Share