Las exportaciones de frutas cayeron un 9% interanual

Las exportaciones de frutas cayeron un 9% interanual

Las exportaciones regionales de frutas frescas con destino a los mercados de ultramar totalizaron, al cierre de este primer trimestre del año, las 105.020 toneladas. La cifra representa una caída del 9% cuando se la compara con los niveles de embarques consolidados en este mismo período del año anterior.

Así lo detalla un reciente informe elaborado por la terminal portuaria Patagonia Norte (TPPN), en el que se destaca que las ventas de peras alcanzaron, en estos primeros tres meses, las 94.364 toneladas, volumen que muestra una retracción del 10% interanual.

En lo que respecta a la manzana, el estudio de TPPN menciona exportaciones por 10.656 toneladas y una baja del 5% en el año.

Cabe señalar que los datos que suministra TPPN incluyen la salida de fruta a través de los puertos de San Antonio Este (SAE) y Bahía Blanca, que concentran el 90% del total de la oferta exportable de la región hacia ultramar.

Distintos operadores del mercado aseguran que la tendencia sobre las exportaciones se mantendrá a lo largo de la temporada teniendo en cuenta que parte importante de la cosecha está ya del otro lado del Atlántico.

En el primer bimestre del año, las estadísticas mostraron un importante salto en volumen producto de que muchas empresas adelantaron sus embarques ante la necesidad de financiamiento, que llegó de la mano de los importadores. Pero en marzo la situación viró bruscamente.

El informe de TPPN refleja que los embarques de la presente temporada son los más bajos de los últimos 20 años y todo parece indicar que la crisis comercial del sector no encuentra su piso.

“Estamos en un momento muy complicado. La falta de un dólar competitivo sumado a la ausencia de financiamiento para el sector genera mucha incertidumbre sobre la temporada”, aseguró Pablo Cervi, titular de la CAFI.

El ejecutivo insistió sobre las urgencias que está atravesando el sector y solicitó una prórroga en el pago de los aportes patronales para dar algo de oxígeno financiero a la actividad. “Esta es una medida que ya fue aplicada en la fruticultura y dio muy buenos resultados”, remarcó Cervi.

Por otra parte, el empresario destacó que mucha fue la fruta que salió en esta primera etapa del año y eso presionó sobre las cotizaciones finales del producto.

Uno de los más perjudicados fue Rusia, el destino más importante para el Valle de Río Negro y Neuquén. Los datos del sector privado detallan, en este sentido, que los envíos de peras y manzanas de la región a San Petersburgo, en estos primeros tres meses del año, se ubicaron cerca de las 40.000 toneladas, mostrando un crecimiento interanual del 27%.

La mayor oferta de fruta, de baja calidad, terminó hundiendo los valores del producto en destino generando millonarias pérdidas para el sistema local.

0
Share