Las empresas de Neuquén rechazaron el recorte al gas

Las empresas de Neuquén rechazaron el recorte al gas

La Cámara Empresarial de Industrias Petroleras y Afines de Neuquén (CEIPA) se alineó con el gobernador Omar Gutiérrez en la pelea contra el gobierno nacional por los subsidios a la producción de gas de Vaca Muerta.

“Estamos preocupados por esta determinación de la Nación y acompañamos a Gutiérrez en el reclamo para que se respeten los compromisos asumidos”, expresó el presidente de la Cámara, Cristian Bergese, durante una reunión con el mandatario provincial.

Gutiérrez asumió una pelea en primera persona contra la Secretaría de Energía del gobierno de Mauricio Macri, que depende del Ministerio de Hacienda, por los flujos de dólares de la caja pública para sostener un precio base del gas producido por nuevos emprendimientos en Vaca Muerta.

El empresario que lidera la cámara local sostuvo que CEIPA “trabaja en conjunto y acompaña las gestiones del candidato y gobernador en uso de licencia, para que este reclamo llegue a buen puerto y los productores primarios puedan seguir adelante con los proyectos acordados oportunamente”. Y enfatizó: “Las cámaras del sector y la Federación apoyamos a Gutiérrez en este reclamo ante el gobierno nacional, para que se mantengan los acuerdos rubricados oportunamente y se dé marcha atrás con la derogación de la resolución 46”.

Lo dicho por Bergese se contrapone con la decisión de la Nación, que mantuvo tal cual fue concebida la resolución 46, acuñada por Juan José Aranguren como ministro de Energía del gabinete nacional. Lo que realmente ocurrió fue que Nicolás Dujovne, ministro de Hacienda, planteó la necesidad de recortar de 1300 a 700 millones de dólares la masa total destinada a subsidiar el gas producido bajo los términos de dicha resolución.

Para eso, Gustavo Lopetegui, secretario de Energía, introdujo una reinterpretación de la letra de la resolución 46, que estableció un precio sostén para el gas producido en el marco de los proyectos aprobados por el Gobierno. La resolución estableció que este año el gas contemplado sea cobrado a 7 dólares por millón de BTU, unos 3,50 dólares por encima del precio promedio de mercado. La diferencia se paga con fondos públicos.

La reinterpretación consistió en el reconocimiento del volumen estimado por las petroleras al momento de presentar los proyectos y no, como se hizo en un principio, del total producido. La nueva línea se tomó para cumplir con el ajuste comprometido con el Fondo Monetario Internacional para recibir un salvataje de más de 50 mil millones de dólares.

Además de recortar los montos a la producción, la nueva línea del gobierno nacional dejó fuera de los subsidios a siete proyectos que había aprobado Neuquén. Esto implicó una reacción de Gutiérrez, quien pidió formalmente a Lopetegui que dé marcha atrás con la decisión. No hubo respuestas de la Nación hasta el momento.

Share