Las clases comenzarían sin paritarias

Las clases comenzarían sin paritarias

No habrá negociación salarial con la Unter antes del inicio del ciclo lectivo. Así se desprende de las declaraciones del gobernador Alberto Weretilneck, quien aseguró ayer que la convocatoria a paritarias a los gremios será recién para la primera semana de marzo.

El mandatario ratificó el tope del 17 por ciento de aumento que ofrecerán a los diferentes gremios para todo el año, aunque dejó abierta la posibilidad de que pueda reabrirse la discusión a mediados de año. “Las discusiones salariales tienen que tener un marco y un sentido, este año es la inflación proyectada y el crecimiento de los recursos que tiene la provincia”, dijo Weretilneck en rueda de prensa.

En paralelo a esas declaraciones, la Unter impidió ayer una nueva asamblea de asignación de cargos, esta vez en Bariloche.

El piquete gremial montado en la puerta del CET 2, en el barrio Ñireco, dejó pasar a los docentes que pretendían participar de la asamblea pero bloqueó el ingreso del secretario de Asuntos Institucionales de Educación, Gabriel Belloso y la directora de Educación Secundaria, Gabriela Lerzo, entre otras autoridades.

Hubo largas discusiones, cada parte expuso su postura, pero finalmente la intransigencia de la Unter alcanzó para frustrar el acto. Los redoblantes no pararon nunca de sonar y conspiraron contra cualquier intento de diálogo.

Belloso dijo que entendían el “mandato” invocado por la conducción gremial pero igual querían entrar a la escuela porque “es evidente que hay docentes que no están de acuerdo y quieren tomar cargos”.

Finalmente, tras una espera de dos horas, los funcionarios optaron por retirarse. Aunque no hubo incidentes, Belloso dejó sentado que levantaban la asamblea “para evitar actos de violencia”. Anticipó que hoy a las 8 volverán a la misma escuela en un nuevo intento de realizar el acto.

La secretaria general de Unter, Patricia Cetera, insistió en que cumplían con lo resuelto en el congreso provincial del gremio. Dijo que la insistencia del gobierno era una actitud “antidemocrática” y lo acusó de “no escuchar” lo resuelto en los espacios institucionales que rechazaron la reforma.

Una docente local mantuvo un diálogo cara a cara con la dirigente y le pidió que permitan realizar la asamblea. Cetera le reprochó su desentendimiento de las decisiones orgánicas y le preguntó si estaba afiliada, a lo que la mujer se rehusó a contestar.

0
Share