La vida es una batalla de cada día

La vida es una batalla de cada día

Oriana Fallaci / Editorial El Aeneo
Como periodista, Oriana Fallaci cubrió las guerras más feroces del siglo xx. Lo hizo siempre sin dar nunca un paso atrás y con su vida bajo amenaza. Cuando era una niña, aprendió a escapar de los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial. A partir de 1956, fue corresponsal de guerra en el levantamiento de Hungría, pero el ejército soviético la detuvo en la frontera. Una década después, dio cuenta de los conflictos raciales que ardían en los Estados Unidos. Fallaci intentaba comprender la sinrazón de la guerra. Por eso viajó a Vietnam, logró ingresar en las bases secretas de los fedayines que luchaban contra los israelíes, no permitió que cayera en el olvido la Guerra Indo-Pakistaní de 1971. Veinte años más tarde, en la primera Guerra del Golfo, reconoció el inicio de un conflicto destinado a dividir dos civilizaciones. Este libro recopila los escritos más importantes de sus batallas, tanto las mundiales como las personales, junto con textos inéditos hasta ahora.

Share