La Provincia busca alivio financiero con un acuerdo con Nación

La Provincia busca alivio financiero con un acuerdo con Nación

Río Negro negocia con Nación postergar casi 1320 millones de vencimientos de su deuda. El corrimiento en el pago de esas obligaciones responde a la compensación ofrecida por el gobierno de Mauricio Macri por el impacto en Río Negro de la baja impositiva del IVA y Ganancias.

Un primer alivio financiero conlleva este encaminado entendimiento: la provincia no desembolsará casi 305 millones por pagos de intereses y de amortizaciones en los dos próximos meses. Este aplazamiento –que sería de cuatro años– colabora con las históricas necesidades de cada cierre de años cuando se acumulan salarios con aguinaldos y, además, en el 2019, Río Negro tiene pago de intereses por sus bonos internacionales del Plan Castello.

En Economía admiten lo avanzado de la negociación aunque afirma que el acuerdo todavía no fue firmado, estimando esa formalización para lo que queda de octubre o inicios de noviembre. Esta posibilidad se generó en el marco de reuniones de Nación con el equipo del ministro Agustín Domingo cuando Río Negro reclamó compensar el impacto negativo en la provincia por las bajas impositivas en IVA y Ganancias, que el presidente Macri instrumentó después de la derrota en las Primarias.

Río Negro tenía 87 millones de dólares en Letes y su disponibilidad se postergó por el reperfilamiento. En las últimas semanas, Economía logró la entrega de 13 millones pero quedan 74 millones para confirmar su efectiva entrega y, también, el valor de la cotización en la transferencia.

La otra parte equivale al compromiso de pago de Río Negro por unos 1320 millones por deudas con el Estado nacional, correspondiente a créditos del Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial (Ffpdp ).

Este instrumento tiene su inicio en el 2001 por distintas ayudas aunque, luego, el Estado nacional cumplió con otras transferencias en las emergencias. Por caso, en el 2018, cedió 850 millones y, durante este año, aportó otros 500 millones.

El aplazamiento sería de cuatro años en cada vencimiento, que comprende unos 305 millones en lo queda del 2019, otros 394 millones para el 2020, unos 310 millones para el 2021, 228 para el 2020 y 83 millones para abonar en el 2023.

Share
A %d blogueros les gusta esto: