La mitad de sueldo de los rionegrinos va a parar al alquiler

La mitad de sueldo de los rionegrinos va a parar al alquiler

La Federación de Inquilinos Nacional comenzó hace un año a realizar en cuestas en todo el país para medir el impacto del aumento en el precio del alquiler.

En febrero de 2018 dio como resultado que los inquilinos destinaban -en promedio- el 41% de sus ingresos en el pago del alquiler. Seis meses después, en agosto, el porcentaje trepó a un 45% y, actualmente, se encuentra en un 47% aproximadamente. Se trata de un aumento interanual de 6 puntos porcentuales.

En Río Negro el impacto de la economía llevó a que las familias destinen el 50,50% de su salario al pago del alquiler, situación que se agrava entre los sectores más jóvenes y los adultos mayores con un 55%. Además, el promedio de aumento de los contratos es del 35%, muy lejos de los aumentos salariales que el año pasado cerraron en un 22%, lo que muestra un fuerte deterioro de los salarios.

A su vez, desde la Federación remarcaron que casi el 38% de los inquilinos rionegrinos tuvo que rescindir y dejar la vivienda que alquilaba por no poder afrontar los aumentos.

El Presidente de la Unión de Inquilinos Rionegrinos, Roberto Díaz, expresó que “pareciera que a nadie le importara que una familia quede literalmente presa de los aumentos de alquileres que carcomen el salario y los haga olvidar la posibilidad de acceder a una vivienda propia. Estamos ante una situación de emergencia que debe ser atendida”.

Además, señaló que “tenemos ciudades que tienen el 60% de aumento en las renovaciones, eso hace que muchas familias tengan que mudarse a lugares precarios. Ni hablar de Bariloche, que tiene sobreprecios por el impacto del mercado turístico que tracciona los precios”.

Share