La lluvia afecto la producción de verduras y hortalizas en el Valle Medio

La lluvia afecto la producción de verduras y hortalizas en el Valle Medio

Un nuevo golpe recibió la producción de Río Colorado, luego de que las últimas intensas lluvias, que superaron los 200 milímetros el fin de semana, dejaron pérdidas de entre un 70 y 80 por ciento de la producción total de hortalizas y verduras que se realiza en la localidad.

Las pérdidas se transformarán en millones que dejarán de circular en la comarca.

Una vez más, el clima no tuvo piedad con la zona de producción de Río Colorado y esta vez destruyó gran parte de las cosechas de zapallo, cebolla, zanahoria, morrón, tomate, lechuga, acelga, papa, maíz, berenjena, chaucha, perejil, entre otros productos que estaban a punto de ser recolectados.

Los primeros datos recogidos en la recorrida por las colonias frutícolas arrojaron que todo lo que se estaba produciendo bajo cubierta se perdió totalmente, mientras que se mantenía la esperanza de recuperar algo de la producción que estaba a cielo abierto.

Con los primeros rayos de sol, la ingeniera de la Cámara de Productores de Río Colorado, Pilar Muñiz, comenzaba a recorrer la zona para hacer un relevamiento y reunir los números que podrán llevar a la declaración de la emergencia del sector.

“Las pérdidas son más que significativas, hasta el momento podemos ver que algunos de los productores tienen una pérdida del 100% de sus producciones. Mientras que algunas podrían recuperar un porcentajes de algunas hortalizas que ya estaban cosechadas, como la cebolla, pero la producción de hojas se la llevó la tormenta”, señaló la profesional.

Se estima que en Río Colorado existen algo más de 500 hectáreas de producción de cebolla y la pérdida de la hortaliza rondará al 80%. Se mantenía la esperanza de recuperar una parte de las que ya estaban cultivadas en los campos más altos, donde el agua escurrió más rápido.

Se esperaba que en las próximas horas lleguen desde la Secretaría de Producción de la Provincia las planillas de las declaraciones juradas que oficializarán y cuantificarán el desastre en el que volvió a caer esta localidad y que afectará directamente a la economía de toda la comarca.

Ya habían padecido heladas, granizo e incendios.

“Estamos estudiando y analizando toda la información que nos están acercando los productores para poder elevarla al gobierno provincial y que se pueda dictar la emergencia para la zona, para paliar la situación que comienza atravesar el sector productivo”, señaló Muñiz.

También la lluvia afectó en menor medida a los productores frutícolas que se encontraban en la última parte de la cosecha de la manzana Granny Smith y Red Delicious. Parte de la fruta se encontraba en la planta y el aguacero las tiró al suelo y las que estaban cosechadas en bines se echaron a perder.

0
Share