La economía más abierta del mundo levantó las trabas a la carne argentina

La economía más abierta del mundo levantó las trabas a la carne argentina

Las autoridades sanitarias de Singapur aprobaron hoy el certificado veterinario internacional unificado para el ingreso de carne con y sin hueso (enfriada y congelada) de las especies bovinas, ovinas y caprinas provenientes de las zonas libres de fiebre aftosa con y sin vacunación de la Argentina, según confirmó el embajador argentino en ese país, Federico Barttfeld.

De acuerdo a lo informado por Cancillería, el logro fue resultado del trabajo de la Embajada argentina en ese país asiático, junto con el Ministerio de Agroindustria, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), y la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional (AAICI).

“Este es uno más de todos los avances que estamos teniendo en nuestro plan de integración inteligente con el mundo”, afirmó el canciller Jorge Faurie, y agregó: “El mercado asiático es un horizonte fundamental, y Singapur, en este sentido, es de las economías más favorables desde nuestro concepto de integración comercial”.

“Aumentar la presencia de nuestros productos en las góndolas del mundo permitirá generar más divisas, empleo y confianza sanitaria, fundamental para el crecimiento de nuestra región”, señaló, por su parte, el ministro de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere.

Etchevehere también resaltó el trabajo realizado por los organismos intervinientes, entes sanitarios, de mercados y comerciales que mantuvieron en los últimos meses reuniones bilaterales para conseguir este nuevo acuerdo.

Hasta hoy, Singapur sólo permitía la compra de carne sin hueso de nuestro país, y sólo aceptaba la carne con hueso producida en la Patagonia.

El anuncio se realizó durante una gira comercial de empresarios argentinos que visitaron Singapur con el objetivo de incrementar las ventas de productos argentinos al país asiático. En total son 14 empresas productoras de carnes vacuna, porcina y aviar, pescados y mariscos, vinos, cítricos y granos que mantuvieron más de 220 rondas de negocios con más de 60 importadores, distribuidores y supermercados locales, en un evento organizado por la Embajada argentina.

El embajador en Singapur destacó la complementariedad de ambas economías y la oportunidad que representa para los consumidores del país asiático -con uno de los mayores poderes adquisitivos del mundo- los alimentos argentinos con el objetivo de diversificar sus opciones de consumo con productos de alta calidad y precios competitivos.

La misión empresarial argentina contó con el apoyo y la coordinación del Ministerio de Agroindustria de la Nación, junto al Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, la AAICI, y la Embajada argentina en Singapur, en el marco de la estrategia nacional de inserción inteligente de nuestro país en la economía internacional.

 

0
Share