La CGT marcha hoy contra el Gobierno

La CGT marcha hoy contra el Gobierno

Decidida a asumir un rol de mayor protagonismo en el escenario político y pasar a la ofensiva en su relación con el Gobierno tras un primer año de convivencia “negociada”, la CGT pondrá hoy primera en su apuesta por asumir un perfil más confrontativo con el que se propone forzar cambios en la política económica oficial y a la par fortalecer su capacidad de dominio sobre el conflicto social. El desafío sindical, sumado a la huelga iniciada ayer por los docentes que postergó 48 horas el inicio de las clases, fue duramente reprobado por el Ejecutivo, que apuntaló su mensaje sobre la denuncia de una maniobra extorsiva vinculada estrechamente al arranque de la campaña electoral.
Las críticas oficiales no mellaron la estrategia cegetista, que se expresará esta tarde en una movilización, que se anticipa masiva y contundente por el amplio respaldo de organizaciones gremiales y políticas, movimientos sociales y sectores empresarios que confluirán en la esquina de Diagonal Sur y Moreno y de espaldas a la Casa Rosada. El reclamo de paritarias libres, medidas para apuntalar a la industria nacional y un freno a los despidos conforman el eje aglutinador de la manifestación.

Sobre la protesta, la segunda convocada por la cúpula cegetista en 15 meses, sobrevolará la amenaza efectiva de ejecutar en abril al primer paro nacional contra la administración de Mauricio Macri. Ayer mismo, en la previa a la movilización, varios jefes cegetistas anticiparon la decisión de anunciar un paro desde el escenario, aunque sin hablar de fechas a la espera de la reacción del Ejecutivo frente a la protesta.

“A partir de la movilización esperamos que el Gobierno haga rectificaciones y, si no se generan esas rectificaciones, va a haber una medida de fuerza consistente en un paro de 24 horas”, afirmó Héctor Daer, uno de los miembros del triunvirato de conducción de la entidad.

Daer, Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña junto al resto de jefes cegetistas compartieron ayer un encuentro a puertas cerradas en la sede del gremio de UPCN para acordar la línea central de los discursos y definir los últimos detalles de la movilización. Allí, más allá de la determinación de machacar con la advertencia de un paro, hubo consenso sobre la necesidad de dejar abierta una puerta para retomar el diálogo con la Casa Rosada si desde el oficialismo ofrecen señales concretas de una intención de los reclamos sindicales. “No podemos romper todos los puentes llamando ya a un paro, hay que esperar”, razonó un dirigente que participó del encuentro.

También Schmid lo remarcó un rato después ante los micrófonos. “Vamos a anunciar una medida de fuerza, porque hay una gran voluntad de expresar el malestar que existe en vastos sectores de la población. Nosotros creemos que será entre lo que va de marzo y seguramente los primeros días de abril si no hay una rectificación del trazado económico”, completó.

En la cúpula cegetista descontaban ayer que la protesta será masiva y hasta algunos arriesgaban que la multitud superará la marcha del 29 de abril pasado. Es que además de los gremios industriales, los promotores iniciales de la movilización, y el resto de las organizaciones nucleadas por la CGT, también marcharán los sindicatos alineados con las dos CTA, militantes de diversos movimientos sociales y fuerzas políticas como el PJ, el Frente Renovador, el socialismo y la izquierda, y cámaras empresarias que agrupan a pequeñas y medianas industrias y comercios, que reclaman medidas para reactivar la economía y la creación de empleo.

0
Share