Julio Bazán repudió la elección de LeopolMoreau al frente de la Comisión de Libertad de Expresión

Julio Bazán repudió la elección de LeopolMoreau al frente de la Comisión de Libertad de Expresión

El periodista Julio Bazán repudió la elección del diputado ultra K Leopoldo Moreau para presidir la Comisión de Libertad de Expresión. “Amargura y decepción por la contradictoria designación de Moreau, que despreció la Libertad de Expresión al convalidar la agresión de que fui objeto”, sostuvo el periodista, a través de su cuenta personal en Twitter. Y agregó: “Una burla a la sociedad de diputados inescrupulosos, que se suma a la inacción de la Justicia para dar impunidad a los violentos”.

En diálogo con Clarín, el periodista de TN y El 13 recordó la agresión que sufrió hace casi tres meses y la vergonzosa justificación que en esa ocasión hizo Moreau, al señalar que Bazán había “sido víctima del grupo donde trabaja”. Pese a semejante justificación de la brutal golpiza que recibió el periodista, el diputado kirchnerista asumirá este jueves como presidente de la Comisión de Libertad de Expresión de la Cámara Baja.

“Así todos los periodistas estamos en peligro, porque la Justicia no actúa para condenar a los que me agredieron y los políticos no asumen sus responsabilidades ante la sociedad”, dijo Bazán. “Nadie quiso recordar que Moreau convalidó la agresión de la que fui objeto. Prefirieron hacer un acuerdo entre todos los políticos, una componenda, sin importarles que con esto se desprestigian cada vez más las instituciones”.

Leopoldo Moreau es un dirigente radical que en los últimos años se incorporó al kirchnerismo e ingresó a fines del año pasado como diputado de Unidad Ciudadana por la provincia de Buenos Aires, en la misma boleta que encabezaba como candidata a senadora Cristina Fernández de Kirchner. Moreau fue apoderado del frente Unidad Ciudadana y, desde ese rol, denunció el proceso electoral en las primarias de agosto pasado. Además, fue una de las figuras que ofició de vocero de ese frente electoral durante las últimas elecciones.

Bazán, de 71 años, fue agredido hace casi tres meses, por cerca de una decena de militantes con golpes, patadas voladoras y piedrazos. La brutalidad llegó a tal extremo que hasta le tiraron cenizas calientes en todo su cuerpo, que le provocaron quemaduras y ampollas en el paladar.

Todo quedó registrado por las cámaras de los medios que cubrían los incidentes. Su camarógrafo también recibió empujones. El periodista estuvo tres días internado en una clínica porteña, donde recibió una sutura con cinco ganchos en la herida tras recibir un piedrazo en la cabeza. “Buscaban hacerme daño por todos los medios. Mis hermanos me decían que si me llegaba a caer, por el clima que había, me mataban a patadas”, confesó Bazán.

En esa ocasión, con una vergonzosa explicación, Moreau dijo: “Bazán no solamente ha sido víctima de un grupo de inadaptados, ha sido víctima del grupo donde trabaja, que proclamó el periodismo de guerra. Eso también es violencia”.

Pese a semejante justificación de la brutal golpiza que recibió el periodista de la cadena de noticias TN y El Trece, el diputado kirchnerista sostuvo en esa ocasión que era “solidario con Bazán, pero él también es víctima de la violencia institucional que significa que su medio de comunicación fue uno de los que más alimentó durante años con sus zócalos esas manifestaciones que en las calles fueron generando un clima político de confrontación”.

Para el diputado kirchnerista y vocero de muchas iniciativas de Cristina Kirchner, “el periodismo de guerra es una manifestación que también altera el proceso democrático. Entonces, nos tenemos que hacer cargo”.

Share