Gestión, comunicación y la capacitación los ejes del nuevo Presidente del STJ

Gestión, comunicación y la capacitación los ejes del nuevo Presidente del STJ

Tras hacerse cargo de la presidencia por este año del Superior Tribunal de Justicia, Enrique Mansilla, tomó juramento a los integrantes del Tribunal de Impugnación: Mario Altuna, Miguel Cardella y Adrián Zimmermann.

Este organismo también será integrado por Rita Custet, actual Defensora General, quien asumirá en el transcurso de este año y una vez que sea designado su reemplazante. También juró como juez de Juicio, Carlos Mussi, quien se desempeñó hasta ayer como magistrado de Garantías.

Además fueron puestas en funciones Laura Krotter como Defensora de Menores e Incapaces; al igual que Marina Verdinelli y María Eugenia Finkelstein como Defensoras adjuntas del fuero Civil.

En la oportunidad, Mansilla calificó al de ayer como “un día histórico, de gran relevancia institucional, porque queda constituido el Tribunal de Impugnación, un paso más en este nuevo sistema penal que se inició el 1 de agosto del año pasado. Un sistema que ya empieza a mostrar sus frutos, aún con un análisis prematuro”.

Al referirse a sus objetivos para este año marcó tres ejes: la gestión, la comunicación y la capacitación. Respecto del primer objetivo señaló la implementación de los programas que se planifican y la revisión de los resultados, mientras que de la comunicación diferenció la interna y la externa, destacando sobre esta última seguir trabajando en el acercamiento a la gente.

“El Poder Judicial es mucho más que entre una demanda y salga una sentencia”, sostuvo Mansilla al indicar que como tercer eje a la capacitación que este año estará centralizada en la concientización de los juicios por jurado que comenzarán a ponerse en práctica en 2019.

 

Share