Filmarán en Bariloche “La bruja de Hitler”

Filmarán en Bariloche “La bruja de Hitler”

En marzo de 2021 se filmará en Villa Tacul “La bruja de Hitler”, película de ficción que tendrá como directores a Ernesto Ardito y Virna Molina. La trama no está basada en hechos reales y si bien se rodará en jurisdicción de Bariloche, transcurrirá en “un pueblo imaginario dentro de la Patagonia argentina”, según anticipó a El Cordillerano uno de sus realizadores. Será protagonizada por Rocío Palacín e Isadora Ardit, quienes ya conocieron las mieles del éxito gracias a “Sinfonía para Ana”, la película anterior de la dupla.

El rodaje se llevará a cabo prácticamente con un año de retraso. “La película se iba a filmar originalmente en abril de 2020 en la zona de Villa Tacul”, comentó Ardito. “Una semana antes de comenzar, se decretó la cuarentena. Nos tomó en plena preproducción y fue un impacto emocional y económico muy grande”, compartió. “Al comienzo pensábamos que era solo un retraso de semanas, pero luego fueron pasando los meses y las estaciones. Finalmente, la película se va a filmar en marzo de 2021, cuando ya se vaya el turismo fuerte, en el mismo lugar que fue planificado y con los protocolos correspondientes a esas fechas”, anticipó.

De nombre a priori impactante, “La bruja de Hitler” será “un largometraje de ficción ambientado en 1961. La película no está basada en hechos reales, se filma en Bariloche, pero el guión es abierto a un pueblo imaginario dentro de la Patagonia argentina. Es una historia política cargada de elementos poéticos que rozan lo fantástico, cuyos protagonistas son adolescentes, quienes despiertan al amor, al descubrimiento sexual y al mundo de los adultos, en una comunidad que aunque parece de ensueños, se construye sobre el odio al diferente. Los protagonistas deberán decidir si rechazan o abrazan el mandato paterno”, introdujo el director.

La historia se relaciona con los conflictos de “Sinfonía para Ana”, quien era “una adolescente feliz a comienzos de los años 70. Junto a Isa, su mejor amiga, viven tiempos de amor y rebeldía en el tradicional Colegio Nacional de Buenos Aires. Cuando conoce a Lito, todo se transforma. Las presiones de sus amigos para que lo abandone y el miedo al debut sexual, la envuelven en un universo de dudas que la llevan a buscar refugio en el misterioso Camilo. Su corazón queda atrapado entre dos pasiones, mientras la dictadura militar oscurece su mundo con la muerte, la soledad y el terror. Con tan sólo 15 años, Ana debe luchar por conservar su vida sin renunciar a lo que más ama”, dice su sinopsis. El film obtuvo el Primer Premio de la Crítica Rusa en el Festival Internacional de Cine de Moscú, entre otros galardones.

Pero obviamente, “La bruja de Hitler” irá a reactualizar la siempre escabrosa relación entre Bariloche y sus vecinos nazis. “La película tiene como unos de los antecedentes dentro de la investigación, un documental que hice en 2011 que se llama Nazión. No trata sobre el nazismo específicamente, sino sobre los grupos de extrema derecha en la Argentina durante el siglo 20. En mi filmografía, más allá de los films sobre escritores como Cortázar, Pizarnik o Borges, traté siempre temas de derechos humanos y sobre el terrorismo de Estado en Argentina, es decir, sobre la intolerancia”, resaltó Ardito.

En definitiva, la película por venir, aunque “con un tratamiento de ficción, sigue de alguna manera sobre esta línea, pero el cine de ficción nos permite adentrarnos más en el campo psicológico y cotidiano de los personajes, al analizarlos desde otra perspectiva. No es un film sobre nazis, trasciende la Segunda Guerra Mundial, analiza el nazismo cotidiano y persistente que está en nuestra sociedad. El nazismo como odio al diferente, como necesidad de exterminio de lo que no es espejo de uno mismo, el nazismo como herramienta de opresión de la diversidad y construcción de una monocromía equilibrada y contenida”, describió el director.

En esa uniformidad, “el desequilibrio de las emociones, el vértigo por la existencia humana o la oscuridad del alma nostálgica, tratan de ser aniquiladas, acalladas, para imponerse la supremacía del correcto, el que responde a los parámetros establecidos como bello, sano y productivo”, casi que ironizó realizador. “La película es ganadora del concurso de películas nacionales del INCAA y la codirijo junto a Virna Molina”, resaltó. Como sea, otra reactualización de la eterna polémica. Más que saludable, por cierto.

Share
A %d blogueros les gusta esto: