El Secretario de Trabajo anticipó “tiempos difíciles” para el sector laboral

El Secretario de Trabajo anticipó “tiempos difíciles” para el sector laboral

El secretario de Trabajo, Lucas Pica, anticipó “tiempos difíciles” para el sector laboral durante este año, como consecuencia de las restricciones económicas, y en ese sentido planteó que se requerirá “madurez, responsabilidad y mucho diálogo” entre el gobierno, los empleadores y los sindicatos.

Reconoció que como consecuencia de esta coyuntura, el organismo a su cargo “se ha convertido en los últimos días en un termómetro muy fidedigno de lo que pasa en la economía”. Puso como ejemplo la intervención en discusiones recientes con los empresarios chinos de la minera MCC de Sierra Grande que obligó a mantener arduas negociaciones a fin de conseguir para 250 obreros el 100 por ciento de indemnizaciones, por los atrasos en los pagos de la empresa Alcalis de la Patagonia (Alpat), agregándose las paritarias frutícola, trabajadores rurales y los obreros portuarios.

“Creo –reflexionó ante “Río Negro”– que hay tantas dificultades que tenemos que estar a la altura de la circunstancia tanto el gobierno como los empleadores y los sindicatos”.

A su entender, una de las alternativas puede ser la posibilidad de apelar a un “esquema tripartito” de negociación y el “instrumento” de solución “debe ser el diálogo”.

Insistió en echar mano a esta idea porque “tiene que signar al año 2017 en el mundo del trabajo” ya que “en base a creatividad de todos, hay que buscar caminos para contener” y por lo tanto “es el desafío para el mundo del empleo privado y público”.

Sobre este último sector, el secretario de Trabajo consideró que “se debe entender, entre todos, que la realidad provincial es producto de una baja considerable de las remesas nacionales que desembocan en las arcas provinciales, y que se han reducido de manera exponencial”.

Insistió en que esta crisis “hace que la realidad sea otra a la de años anteriores, y me parece que sobre esa base, sumado al diálogo como único mecanismo para solucionar conflictos; será la única forma de que entre todos podamos transitar 2017 de la mejor manera posible” con “tiempos duros y difíciles para el mundo del trabajo”.

Pica agregó que “el gobernador (Alberto Weretilneck) -por una cuestión de responsabilidad política y fiscal- ha planteado esto” y si bien “no hemos empezado con las paritarias (en el sector público) y más allá de los cruces mediáticos, una vez que comencemos; habrá arduas discusiones”.

Aclaró que esto “no implica que (los gremios) bajen las banderas” aunque “me parece que con madurez y responsabilidad, mostrando todas las cartas sobre la mesa, va a hacer que podamos sobrellevar un año difícil”. En cuanto a su relación con su par de la Nación, Jorge Triaca, consideró que “es buena” y “de hecho (con esa cartera) estamos gestionando un subsidio para los obreros despedidos de Sierra Grande”.

0
Share