El Registro Civil avanza con la digitalización

El Registro Civil avanza con la digitalización

Hace poco más de un año comenzó el proceso de digitalización del Registro Civil de la provincia, disminuyendo el uso del soporte papel. Desde entonces, más de 600 expedientes se tramitaron con el nuevo formato electrónico.

Este nuevo sistema garantiza un mejor servicio, permitiendo agilizar los tiempos en los trámites de los ciudadanos y generando un intercambio más fluido entre las delegaciones de cada rincón de la provincia.

Pero además, este proceso asegura la digitalización de todo el archivo del organismo, garantizando la preservación de la información de los viejos de libros de actas, algunos de los cuales datan del siglo 19.

“Antes las actas se conformaban en libro de papel. Ahora se van haciendo en forma digital y organizando el trabajo. También se va digitalizando el archivo. Estamos recuperando la historia”, resumió el director del Registro Civil, Lucas Villagrán.

El proceso ya se puso en marcha en Viedma, Bariloche y General Roca, y en un par de semanas se iniciará en Cipolletti. Luego se continuará con Cinco Saltos, Allen, Fernández Oro, Villa Regina, San Antonio Oeste, Las Grutas y Sierra Grande.

“En Bariloche, ya tuvimos alrededor de 200 nacimientos inscriptos con este sistema digital y unos 400 en toda la provincia. La base de datos rápidamente se empieza a retroalimentar y es información que está disponible en toda la provincia”, remarcó Villagrán.

Uno de los principales beneficios de este sistema es la posibilidad de conseguir copias de actas de forma inmediata desde cualquier lugar de la provincia, garantizando mayor agilidad en los trámites. “Antes había que pedir copias en papel y esperar a que lleguen. Ahora las delegaciones están más conectadas y nos permite además hacer un seguimiento mas acabado del trabajo”, señaló el funcionario.

Por otro lado, este proceso “nos permite tener un sistema de estadística vital en tiempo real, un insumo fundamental para la planificación de políticas públicas”.

“Vamos capacitando al personal, haciendo las adecuaciones tecnológicas necesarias y dotando a los oficiales públicos de su firma digital, porque todos los documentos electrónicos tienen validez legal. No es como un simple correo electrónico que se pueda intercambiar”, señaló Villagrán.

Share