El plan de Lavagna-Urtubey para despolarizar la PASO

El plan de Lavagna-Urtubey para despolarizar la PASO

Mientras se recupera de un estado gripal que lo tuvo a maltraer, el precandidato presidencial de Consenso Federal, Roberto Lavagna calienta motores para ingresar con todo a la campaña, que arranca oficialmente el viernes 12 de julio.

El economista afina con su equipo la estrategia electoral y ya prepara una agenda de viajes proselitistas para la semana próxima, junto a su compañero de fórmula el gobernador salteño Juan Manuel Urtubey.

Además, en los próximos días, ambos precandidatos tienen agendadas visitas conjuntas a distintas pymes del conurbano y Capital Federal. Ya a partir de la semana próxima, Lavagna y Urtubey desembarcarán en forma conjunta en las provincias de Córdoba y Mendoza, primeros escalones de un programa de visitas intenso por el interior del país, que se complementará, además, con una “mayor presencia en los medios” de todos los candidatos del espacio.

También habrá presencia mediática de los referentes de los equipos coordinados por Leonardo Madcur en los temas de economía, seguridad, educación y medio ambiente, mientras que la juventud lavagnista llevará adelante una serie de acciones en redes sociales para intentar sumar voluntades en esa porción del electorado.

Hay también otros viajes programados al interior, como Entre Ríos y San Juan, que el salteño realizará en forma separada o acompañado por Marco Lavagna, primer postulante a diputado del espacio por la Capital Federal.

Conscientes de que la instancia de la Elecciones PASO es “la oportunidad” de Consenso Federal para intentar romper la polarización entre Mauricio Macri y el kirchnerismo, la dupla presidencial buscará convencer al electorado de hacer “valer su voto” en la primaria del 11 de agosto y elegir “sin costo” al candidato “deseado”, evitando caer anticipadamente en “el voto útil”.

No votes por bronca ni por miedo. Fortalecé en la PASO tu opción para la verdadera elección, la de octubre”, es la idea que lavagnismo pretende instalar con fuerza en esta primera etapa y de cara a la primaria.

Al mismo tiempo, se busca transmitir al votante el mensaje de que la fórmula Lavagna-Urtubey es la más idónea para ganarle a la fórmula del oficialismo Macri-Pichetto y también al binomio de los Fernández en un eventual ballotage.

En Consenso Federal se aferran al dato de que el tándem Lavagna-Urtubey podría, según la mayoría de las encuestas, ganarle a cualquiera de los dos polos de la grieta en caso de entrar en un ballotage aunque, claro está, la mayor dificultad que enfrenta el espacio es lograr sortear con éxito la primera vuelta de octubre, donde se espera que la polarización se haga sentir con fuerza.

En el búnker de la calle Paraguay reconocen que para poder ser competitivos el espacio debería obtener en la PASO no menos de un 20% de los votos, una apuesta muy complicada si se tiene en cuenta que los últimos sondeos electorales los muestran en algunos casos apenas arañando el 10%.

Si bien admiten que los números no son alentadores, creen que están a tiempo de revertirlos y recuperar “la esperanza” de los sectores que se entusiasmaron de arranque con la propuesta del exministro, quien hoy aparece desinflado en todas las mediciones.

Por otra parte, el rol de Lavagna en la campaña, dicen, será insistir con un mensaje que haga pie en la economía -su fuerte- y la necesidad de ponerle plata al “bolsillo de la gente” para salir de la recesión e ingresar en un ciclo virtuoso de crecimiento.

Urtubey, en cambio, aportará más discurso político como dirigente de la nueva generación del peronismo no kirchnerista.

Share
A %d blogueros les gusta esto: