El juicio político está de moda en Regina

El juicio político está de moda en Regina

El clima político en Villa Regina sigue enrarecido, y mientras por un lado a casi un mes de su separación del cargo aún no se pudo dar inicio al proceso de juicio político contra el intendente Daniel Fioretti, ahora se suma un nuevo condimento con un pedido de juicio político, en este caso contra los cuatro concejales de la bancada de Juntos Somos Río Negro.

Este miércoles los concejales del bloque de JSRN deberán responder al planteo de recusación presentó en su contra Fioretti, mientras que la comisión de Juicio Político tiene para su análisis dos pedidos de juicio político contra los ediles.

El primero fue presentado por el propietario de un medio periodístico local contra la totalidad del cuerpo legislativo, y el segundo ingresado en los últimos días apunta directamente a los concejales Luis Baleani, Cristina Aristán, Claudia Ávila y Sandra Quirós del JSRN.

Este segundo pedido de juicio político utiliza los mismos argumentos que Fioretti planteó en su recusación para pedir el apartamiento de los concejales de JSRN en el proceso que se sigue en su contra, al sostener que los ediles no garantizan la imparcialidad.

Por un lado el pedido de juicio político, que fue presentado por un agente municipal, apunta contra el concejal Cristian Aristán, y señala que en febrero de 2016, cumpliendo la función de secretario de Gobierno del intendente Fioretti, refrendó los decretos 11 y 13 de 2016, mediante los cuales se suspendía el pase planta de 93 agentes contratados que ya habían rendido examen, y al mismo tiempo.

Argumentos. A su vez contra el mismo edil de JSRN apuntó también en febrero de 2016 acompañando con su firma las disposiciones 123 y 488, por las cuales se acordó la contratación del escenario que ese año se utilizó en la Fiesta Provincial de la Vendimia, por lo que a su vez fue denunciado penalmente por el fiscal municipal, Juan Carlos Giménez por incumplimiento de los deberes de funcionario público.

Los decretos por la suspensión del pase a planta de personal contratado, como las disposiciones para la contratación del escenario de la Fiesta Provincial de la Vendimia sin proceso de licitación, son dos de los puntos que el Concejo Deliberante utilizó para definir el inicio del juicio político contra Fioretti por incumplimiento de los deberes de funcionario público.

Por otra parte en un segundo pedido de juicio político contra los concejales Luis Baleani, Sandra Quirós y Claudia Ávila, el mismo agente municipal señaló que en febrero de 2016, cuando el legislativo analizó los decretos por la suspensión de pase a planta de personal contratado, los concejales del bloque de JSRN avalaron con su voto la decisión que había adoptado el intendente.

 

Share
A %d blogueros les gusta esto: