El Gobierno prevé una baja en la pobreza

El Gobierno prevé una baja en la pobreza

“Si cuando termina mi gobierno no reduje la pobreza, significa que fue un fracaso”. La frase la pronunció Mauricio Macri durante sus primeros meses como Presidente, pero a poco de cumplir dos años de mandato sigue teniendo un valor especial. En cada viaje al exterior, en cada discurso electoral o anuncio de gestión, el mandatario se refiere al combate de la pobreza como su principal desafío hacia 2019. Por eso, por estas horas, existe expectativa en Casa Rosada respecto al número que el Indec dará a conocer sobre la incidencia de la pobreza y la indigencia en el país durante el primer semestre del año.

Tal como sucedió con los datos de empleo que se conocieron hace dos semanas, desde el Gobierno esperan una baja en el número de pobres, que en el segundo semestre de 2016, difundido en marzo de este año, abarcó a un total de 8.277.085 personas, el 30,3% de las 27,3 millones de personas que fueron incluidas en la medición. Las expectativas son de baja moderada: el macrismo espera que ese porcentaje se reduzca y se perfore el 30%, siguiendo la línea de marzo pasado, cuando se retrocedió en relación a las cifras de septiembre de 2016, cuando la pobreza se estimaba en el 32,2%, casi un tercio del total de los habitantes.

“Para el Presidente es un tema central. Si se confirma la baja de la pobreza, sumada al crecimiento del empleo y a la mejora económica general que se viene dando, se estaría cumpliendo una meta clave de la gestión”, plantean fuentes ejecutivas, que reconocen que, si bien no es la prioridad del Gobierno, una buena noticia respecto a la pobreza puede jugar a favor de Cambiemos en tiempos electorales, sobre todo en la provincia de Buenos Aires.

En territorio bonaerense, precisamente, es donde se concentran la mitad de los pobres de todo el país. De acuerdo al último informe del Indec, con datos del segundo semestre de 2016, son 4.090.129 los bonaerense que se encuentran bajo la línea de pobreza, y 883.875 los que viven en la indigencia. Un 77% de ese número global, votará en las próximas elecciones del 22 de octubre.

No es casual que Macri haya recorrido en las últimas semanas varios de los distritos de la Provincia con mayores carencias, como Berazategui, Quilmes, Florencio Varela y Lomas de Zamora, por ejemplo. Ayer, el Presidente visitó San Miguel y hoy repetirá el paso por Lomas, siempre en tándem con la gobernadora María Eugenia Vidal.

Desde el Gobierno resaltan que desde que Macri asumió la Presidencia, el Indec volvió a medir la pobreza, algo que no sucedió durante la etapa final del segundo mandato de Cristina Fernández de Kirchner. Ante lo que definió como la adulteración de esos datos, Macri sostuvo hace un tiempo: “Había gente que era pobre y no lo sabía”.

El jueves será un día trascendente para el Ejecutivo, ya que también se conocerán los datos que estimarán la actividad industrial y de la construcción en agosto, y el índice de los salarios, a julio de este año. El pasado 14, el Indec difundió los números de empleo del segundo trimestre del año, que arrojaron un 8,7% de desocupados (poco más de un millón de personas), cifra menor que el 9,2% que había dado el primer trimestre de 2017.

Share
A %d blogueros les gusta esto: