El Gobierno busca sellar la paz con los gremios

El Gobierno busca sellar la paz con los gremios

El gobierno de Río Negro pretende tener un 2019 tranquilo de cara a las elecciones provinciales y, con esa idea, convocará a los gremios a una reunión para la primera quincena de diciembre (se habla del lunes 10). La idea es acordar rápidamente una nueva pauta salarial para arrancar el año que viene sin conflictos.

Las negociaciones salariales traerían tranquilidad a todos los actores, aunque son muchos los aspectos en los que debería haber acuerdo, por lo menos para los primeros seis meses del 2019.

l gobernador Alberto Weretilneck se encuentra por estas horas definiendo cuestiones electorales, como la fecha de las elecciones, la derogación de las PASO y un posible ballotage. Pero además de resolver esas cuestiones, también se ocupa de evitar conflictos en el Estado provincial por reclamos salariales. Es por eso que pretende arreglar con los gremios una nueva pauta hasta julio, con lo que se prevé que las elecciones podrían adelantarse a las nacionales.

Se espera que el Ejecutivo se acerque a la Mesa de la Función Pública con una apertura al diálogo importante y con un espíritu de generosidad, para evitar fricciones y el desánimo de los estatales en un año crucial.

Sin embargo, las negociaciones no son fáciles, ya que en la actualidad no hay una homogeneización del arco sindical. En ese sentido, las diferencias más claras son las que muestran ATE, hoy algo más dialoguista, y UPCN, que viene desaprobando sistemáticamente cada uno de los acuerdos logrados.

El gremio conducido por Juan Carlos Scalesi pidió que el bono de fin de año no baje de los 6 mil pesos, mientras que exigió un urgente aumento en las asignaciones familiares y en el ítem de vestimenta. Donde sí acordaron ambos sindicatos es en que la inflación de este año golpeó fuertemente a la clase trabajadora, que sufrió una importante pérdida del poder adquisitivo, por lo que buscarán revertir esta situación.

Share