El gobernador ratificó el cronograma de asambleas docentes

El gobernador ratificó el cronograma de asambleas docentes

El gobernador Alberto Weretilneck ratificó la continuidad del cronograma de asambleas docentes – pese a las suspensiones por los bloqueos de la UnTER- y la puesta en marcha de la Reforma Secundaria. Y advirtió que el sindicato arriesga que “4.200 docentes no tengan cargos en marzo y no cobren sus salarios”.

“Lo de UnTER es una locura. Es la primera vez que un gremio va contra los derechos de sus trabajadores”, dijo ayer Weretilneck a “Río Negro” después de la habilitación de las pasarelas en la playa El Espigón. A esa hora, el mandatario ya conocía de la suspensión de la asamblea de Choele Choel, producto de la oposición del gremio docente.

El mandatario reconoció diálogos permanentes de Educación con UnTER, pero se mostró descreído que esos contactos prosperen. Con esa limitada expectativa gubernamental, la ministra Mónica Silva anoche se reunió en Choele Choel con la conducción gremial, liderada por Patricia Cetera junto a Marcelo Nervi, Benjamín Catalán y José Luis Burgos. Acompañaron a la ministra Gabriel Belloso, Juan Carlos Uriarte, Oscar Cifuentes y Bernardo Cordero. Durante una hora y media debatieron, sin acuerdo. El gremio entregó un escrito con cuatro puntos exigidos, entre los que se destacan la incumbencia de títulos y la construcción de plantas orgánicas funcionales.

En cuanto a las asambleas, el Ministerio de Educación volverá con el cronograma y el lunes se realizará la segunda en Choele Choel con docentes del Valle Medio y Río Colorado. La decisión de Unter es la misma: Volverán a impedir cada una de ellas.

Al respecto, Weretilneck enfatizó que la no asignación de puestos concluiría que unos 4.200 docentes “no tengan puestos en marzo y no cobren sus salarios. Estas asambleas están destinadas a las estructuras de la nueva secundaria y, actualmente, solo el 30% de los docentes son titulares y el resto son suplentes o interinos. Este 70% perderá su cargo y no cobrará si no toman cargo”, sentenció.

El gobernador insistió en que la etapa de debate con el gremio terminó tras el último encuentro en la gobernación. “Se planteó una aplicación gradual por ciudad o región, y la conducción dijo que lo plantearía en el Congreso. Como gesto, el gobierno retiró del tratamiento legislativo del proyecto, cuyo texto es el reciente decreto/ley. El Congreso de UnTER lo rechazó, entonces el gobierno sigue adelante. Esa fue la oportunidad de negociación”.

Además, Weretilneck entendió que existe un “quiebre” entre los docentes y la dirigencia gremial, considerando la presencia de “unos 80 docentes, con sus declaraciones juradas, que pretendían en San Antonio participar de las asambleas y ayer sumaban unos 110 en Choele Choel”.

0
Share