El #7A: Reproches, renuncias y elecciones suspendidas

El #7A: Reproches, renuncias y elecciones suspendidas

Choele Choel suspendió sus elecciones. En Regina buscan explicaciones, porque hace un año el peronismo se impuso cómodo y el domingo pasado sólo cosechó el 34%. En Luis Beltrán sólo uno de cada cuatro votos fueron para Martín Soria y el real apoyo del kirchnerismo -teniendo en cuenta que el diputado Martín Doñate es de la localidad- está bajo la lupa. Nada es igual después de las elecciones provinciales en los municipios rionegrinos y los intendentes empezaron a desplegar estrategias para reacomodarse.

Ayer, el jefe comunal de Pilcaniyeu, Néstor Ayuelef (FpV) dejó abierta la posibilidad de que su espacio político se presente en las próximas elecciones municipales con el sello de Juntos Somos Río Negro.

Esa alternativa surgió ante lo que calificó un “destrato” del presidente del Partido Justicialista provincial, Martín Soria, y ante el abultado resultado logrados por el oficialismo provincial en esta pequeña localidad de la Región Sur rionegrina.

En este sentido, Ayuelef quien lleva 16 años al frente del Ejecutivo Municipal y en durante su gestión ha tenido una buena relación con el gobierno provincial, en las recientes elecciones decidió apoyar a la fórmula de Arabela Carreras y Alejandro Palmieri.

Del mismo modo que le ocurrió a muchos compañeros de la provincia, en Pilcaniyeu hemos sufrido un destrato por parte de las autoridades de nuestro partido” sostuvo y agregó que la única vez que lo llamaron desde la conducción del FpV provincial, fue para pedirle los avales.

“Después no participamos en nada. No nos tuvieron en cuenta para el armado de las listas… ni siquiera para pedirnos una opinión. Encima unos días antes de las elecciones vino Martín Soria, se juntó con otros referentes y abrieron un local partidario para la campaña”, afirmó.

El jefe comunal, quien convocó a elecciones municipales para el próximo 14 de julio, agregó que junto al espacio que representa presentará la documentación ante el Frente para la Victoria, aunque aclaró que “yo no tengo aún decidido si me voy a volver a postular. Pero si al espacio que represento no lo dejar ir con el sello de nuestro partido, lo vamos a hacer con el de Juntos Somos Río Negro”.

Pero no sólo los mandatarios del FpV enfrentan interrogantes. En algunas comunas gobernadas por Juntos también hubo cautos festejos y largos análisis sobre la nueva etapa que se viene.

Uno de esos puntos fue Río Colorado, donde el oficialismo logró mejores números que en el 2015 pero los porcentajes fueron de los más bajas en la provincia.

En la localidad el FpV se ubicó a 7% de la fórmula Carreras-Palmieri, “dejándolo con vida” para la campaña local.

En la previa, todo indicaba que los márgenes iban a ser superiores, luego de que el gobierno provincial marcara fuerte presencia a lo largo de los 40 meses de la gestión de Gustavo San Román. Por eso, en las próximas reuniones de la mesa chica, donde se analizarán los datos finales, se buscarán estrategias para fortalecer los puntos débiles en algunos de los barrios de la ciudad, que se creían subsanados.

Todo estará encaminado a la reelección de San Román y en ese trabajo se irá vislumbrando quién será el acompañante como vice intendente, algo que hoy es una incógnita.

Otro dato relevante en la ciudad es que horas después del cierre de los comicios la titular de Desarrollo Social de la comuna, Cristina Arévalo, presentó su renuncia, manifestado problemas de salud.

Sin embargo, distintos dirigentes del gobierno comentaron que el alejamiento se debe por el apoyo brindado al candidato Mariano Quiroga, del FpV, que estaba en el tercer lugar como legislador en el circuito Valle Medio.

Luego del triunfo de Juntos en la localidad y de su reelección como legislador, Adrián Casadei no descartó volver a postularse como intendente de San Antonio Oeste.

“Uno es un hombre de la política y tiene que estar dispuesto a los distintos desafíos que se presentan, y si el partido lo requiere así, se verá. No se trata de una sola voluntad. Hay que armar equipos, decidir entre todos. No me gusta criticar, pero la localidad está en un estado muy malo, y si soy convocado lo analizaré”, argumentó el dirigente.

Con respecto a su rol como legislador, expresó que “podemos actuar como delegados de nuestra sociedad ante el poder ejecutivo, y así lo seguiré demostrando”.

Por su parte, el secretario de Gobierno local y electo legislador provincial, Luis Noale (FpV), reconoció que “habrá que hacer análisis o autocriticas para ver por qué se llegó a semejante derrota. Y, en nuestro caso (por la comuna), empezar a trabajar para lo que se viene”.

Consideró además que “un sector del PJ jugó para la vereda de enfrente” y que el “adelantamiento feroz de las elecciones nos agarró a todos medios fríos”.

Share