Dietrich garantizó los fondos para el transporte

Dietrich garantizó los fondos para el transporte

“No se cayeron los subsidios y la gente no tiene por qué preocuparse”, sentenció el ministro de Transporte de Nación, Guillermo Dietrich, en su última visita a Bariloche al ser consultado por la preocupación ante la quita de los subsidios al transporte que tendrían un impacto directo en el boleto que hoy cubre el 45% de su valor.

Respecto a las obras en la región reconoció que el asfalto total de en la Ruta 23 no se termina a fin de año.

“En este proceso en el que estamos trabajando para tener equilibrados los gastos y los ingresos del gobierno nacional, hemos transferido recursos dentro del presupuesto para acompañar este proceso. La gente va a seguir teniendo subsidios en la tarifa del transporte”, dijo en relación a la creación de dos fondos complementarios para el sector, estimado en 5.000 millones de pesos, con la finalidad de asistir a los municipios para compensar la quita de 43.000 millones de pesos.

Dietrich aseguró que una vez aprobado el presupuesto del 2019 por la Cámara de Senadores, “nos iremos sentando y trabajando con cada gobernador para articular la asistencia en forma conjunta”.

De todas formas, aclaró, “en las jurisdicciones provinciales o municipales que concesionan el transporte, que definen los recorridos y el tipo de servicio, los subsidios del transporte los manejarán a partir de ahora los gobiernos provinciales”.

Al ser consultado acerca de un posible incremento fuerte del boleto a partir del primero de enero sin los subsidios que se reciben hasta ahora, Dietrich señaló: “Los valores de los boletos son muy dispares en todo el país. No puedo hacer una afirmación para todo el país. Lo estamos trabajando con cada una de las jurisdicciones aunque no es algo que rige porque falta media sanción del presupuesto”.

El gobernador Alberto Weretilneck fue cauto en relación a las declaraciones del funcionario nacional ante la quita de los 43 millones de pesos.

“Estamos esperando estos fondos que hacen una totalidad de 6.500 millones de pesos para hacer las negociaciones necesarias y ver el concepto de distribución para la provincia y ahí sí hacer la discusión final con los municipios para ver cuál será el impacto y de qué manera atenuarlo”, expresó Weretilneck luego de una recorrida por Invap, junto a Dietrich y el intendente de Bariloche, Gustavo Gennuso.

Reconoció que “es tan fuerte la distorsión en el precio del boleto -al desaparecer el 45% del valor que está subsidiado- o en la ecuación económica financiera de la empresa que merece una discusión completa. Pero no podemos avanzar en una discusión final hasta tanto no veamos cuál será el fondo compensador y qué impacto tiene”.

Cuando se le consultó a Weretilneck si el gobierno provincial podría cubrir lo que falte del subsidio nacional, fue contundente: “De alguna manera hay que buscar una salida pero prefiero no aventurar soluciones hasta no tener en el tablero de la discusión todos los elementos. Si el 14 de noviembre ya aprueba el presupuesto, ya sabremos a qué atenernos”.

Respecto al asfaltado de la Ruta 23 reconoció “algunas demoras”. Lo voy a saber a este viernes cuando la recorra integralmente con un equipo de Vialidad Nacional para evaluar los avances y los problemas”. Arriesgó una nueva fecha en 2019: “Estimamos que dentro del primer cuatrimestre vamos a tener todo terminado”.

Share