Di Giácomo perdió nuevamente contra Soria

Di Giácomo perdió nuevamente contra Soria

Las elecciones nacionales de ayer marcaron en Río Negro una gran primacía del Frente de Todos. El sector se impuso en todos los rubros en disputa. En el caso de las tres bancas en juego para la Cámara de Diputados, los resultados le reservaron dos al nucleamiento, en tanto que la restante quedó para Juntos Somos Río Negro.

Con más del 96 por ciento de las mesas computadas, el FdT conseguía anoche, en el rubro de diputados, 163.433 votos (45,26 por ciento), contra 115.441 (31,97%) de Juntos Somos Río Negro; 68.201 (18,88%) de Juntos por el Cambio, y 13.979 (3,87%) del Frente de Izquierda-Unidad.

Los guarismos marcaban una tendencia irreversible y, por tal motivo, obtuvieron una banca Marín Soria y Graciela Landriscini, del FdT, y Luis Di Giácomo, de JSRN.

Soria es actualmente intendente de General Roca, cargo que dejará en diciembre en manos de su hermana, María Emilia Soria, próxima jefa comunal de esa ciudad.

Por su parte, la cipoleña Landriscini es economista, docente e investigadora de la Universidad Nacional del Comahue, en la que llegó a ser decana de la Facultad de Economía y Administración.

Quien aspiraba a ser reelegido como diputado nacional pero no le dieron los números fue Sergio Wisky, dirigente de Juntos por el Cambio. Los cálculos del sistema D’Hondt no le permitieron renovar su lugar en el Parlamento. Sin ninguna posibilidad, quedaron los candidatos del FIT-Unidad. Otras fuerzas participantes en las generales no llevaron postulantes.

Share
A %d blogueros les gusta esto: