Detectaron más propiedades de los Kirchner

Detectaron más propiedades de los Kirchner

El informe de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) aporta datos inéditos hasta ahora sobre las propiedades y movimientos financieros de la sociedad Los Sauces. En particular, confirma que los Kirchner habían comprado el hotel La Aldea de El Chaltén y detalla el costo de los dos complejos de departamentos construidos en Río Gallegos.

Este nuevo dato se suma al inmueble que la AFIP detectó también en Río Gallegos, que no fue informado por los Kirchner.

La compra de La Aldea nunca había sido reconocida por los Kirchner, que hasta ahora sólo admitían ser dueños del terreno sobre el que se construyó, pero no del establecimiento en sí. Pero de acuerdo con el reporte de los sabuesos de la AFIP, cuando los Kirchner compraron el lote 1, parcela 1 de El Chaltén en 2009 a través de Los Sauces, lo hicieron con todo lo que había construido arriba: es decir, el hotel. Pagaron 200.000 pesos. Así surge del contrato de compraventa y que el juez federal Claudio Bonadio obtuvo durante los múltiples allanamientos realizados el año pasado en las empresas y sedes societarias de la ex familia presidencial.

Durante esos allanamientos y tasaciones, los investigadores lograron avanzar sobre la hipótesis de que La Aldea, ubicada en la localidad de El Chaltén, es el cuarto hotel de la familia. Se trata del más desconocido de los establecimientos de los Kirchner, hoy cerrado al público. Si bien el fondo de comercio del hotel nunca figuró en las declaraciones juradas de la ex familia presidencial, el último peritaje sobre la sociedad anónima determinó que el inmueble ya estaba construido y habilitado cuando ellos compraron el terreno, aunque a través del informe oficial de la AFIP se determinó que el hotel también es propiedad de la sociedad Los Sauces.

Así, ahora la Justicia logró verificar que entre 2008 y 2009, y ya fuera a nombre propio o por medio de sus sociedades, los Kirchner compraron tres hoteles, aunque sólo reconocieran públicamente la adquisición del Alto Calafate. Por el contrario, recién en 2013, y tras una investigación de LA NACION que revelaba los pagos millonarios de Báez a los Kirchner por la contratación de habitaciones de hotel en el Alto Calafate y Las Dunas, la entonces familia presidencial admitió ser dueña de un segundo hotel, Las Dunas. En el caso de La Aldea, el esquema se repite: en el Libro Diario Nº 1, fechado el 14 de abril de 2009, se asentó la adquisición de un terreno por la suma de $ 40.000 y de un inmueble por otros $ 160.000 a la sociedad Refugio Austral SA. La compra, aprobada por acta de directorio, se individualizó como parcela 1, de la manzana 1, circunscripción III de El Chaltén. La deuda se canceló con un cheque del Banco Santa Cruz.

Un día antes, el 13 de abril de 2009, y representada por Máximo Kirchner, la sociedad Los Sauces había firmado el contrato de compraventa con Refugio Austral SA. En la escritura se especificó que se transfería “el inmueble de su propiedad con todo lo edificado”. Es decir, la hostería tres estrellas, por la que en total desembolsaron 200.000 pesos. Las sospechas sobre quiénes eran los verdaderos dueños del hotel quedaron planteadas el año pasado luego de que la diputada Margarita Stolbizer denunció ante la Justicia que Báez y López eran los principales inquilinos de las diez propiedades de la sociedad de los Kirchner.

0
Share