DATA PROVINCIAL

DATA PROVINCIAL

Regina sigue con muchas internas y poca gestión. No aprovechan políticamente la pobreza opositora. Triunfa el alcahueterismo por sobre la acción. Desde China Albertito sueña con Castello y no da tregua con su Plan. Tiene optimismo y se quiere convertir en el gobernador nuclear. Su anclaje estaría en Sierra Grande. El dinero de la inversión llegaría desde el país Asiático

La ciudad vive su propio clima político. El oficialismo local tratando de ver quien más que el otro. Cada uno por su lado, buscando su beneficio personal. Fue claro el legislador reginense Oscar Díaz, cuando la semana pasada sostuvo que si hay unidad, JSRN tiene el triunfo asegurado. Un diagnóstico acertado, teniendo en cuenta que la oposición se la sigue viendo deshilachada, con sus propias desdichas de haber perdido el poder y no habituarse a ocupar el espacio de control deliberativo que le dieron los vecinos con su voto. No tienen liderazgo claros y ni figuras políticas de peso que sean creíbles ante la sociedad. Algún joven Concejal que repite lo que su ex jefe desde Viedma le manda a decir que es neutralizado por la experiencia de sus propios compañeros de banca, Rayó y Vallejos, que no se privan de “retarlo” en público y ante la prensa. Soristas, camporistas, evitistas, kirchneristas y todos los “ista”no pueden contener o presentarse como alternativa. Algunos ya negocian con el poder provincia, como cuando quisieron darle el golpe al intendente Fioretti. El hijo del ex gobernador peronista, suele hablar con el gobernador haciendo llegar mensajes de acercamiento y contención. Bastante caros, por cierto.

 
Por otro lado en el oficialismo continúa la grieta entre el intendente y sus concejales. Allí divididos entre los del MPP (fieles intérpretes del alcahueterismo albertista) y las operaciones de Facundito con el exsecretario de gobierno que quiere ser intendente y no se conforma con ser Concejal, van recorriendo las sesiones del deliberativo sin saber a dónde ir. No contienen, no escuchan y se mantienen alejados de los vecinos, salvo cuando posan para la foto con sus pares del FPV entregando subsidios. No se les conoce ordenanza alguna en beneficio de la ciudad. En realidad no se les conoce. Siguen disfrutando de su beca rentada en el Concejo Deliberante.

 
El radicalismo, apelando a su tradición parlamentaria, expone al bioquímico con grandes discursos que suenan muy lindos pero nada resuelven. Excepto cuando salvó al intendente y le pagaron con la Secretaría de Acción Social del municipio. El 20 de mayo los radicales se juntan en Regina, definirán el camino eleccionario, buscando los puentes para el armado de Cambiemos. El Concejal quiere ser intendente y en el laboratorio muchos le hablan al oído haciéndole creer que puede. Los otros hacen política y tejen alianzas pensando en el futuro. “Si él se cortó solo para negociar con Fioretti, por qué no podemos negociar sin él con el PRO”, dicen muchos de sus correligionarios locales.

 
En el ejecutivo, las cosas poco han mejorado. Las internas son cada vez más grandes entre los miembros del gabinete de Fioretti. Los que se quedaron y los corrieron, contra los que llegaron y tienen poder. Lo que está claro es que la gestión del Doctor no se banca una sóla renuncia más. En caso de que suceda, lo dejaría muy endeble nuevamente, sobre todo por los nombre que se mencionan podrian presentarla. Pero lo más preocupante, es que las internas le demandan al intendente más tiempo que su gestión. Sigue sin arrancar y ya estamos prácticamente entrando a mitad del año. Pocas obras en marcha y muchas necesidades, que además el municipio no atiende. Preocupante panorama en virtud de un invierno que se presume duro, por las implicancias que ha tenido la mala temporada frutícola en el Valle.

 

 

En lo provincial, la partida del gobernador, Alberto Weretilneck, a la misión presidencial que está por Asia a despertado mucho interés, tanto por la posibilidad de en una inversión para la construcción de una central nuclear en Sierra Grande, como así también la posibilidad de abrir ese mercado a la fruta valletana. De la misma manera que para captar inversores para el posible endeudamiento de 550 millones de dólares para el plan Castello. A propósito de ese tema, siguen las dudas sobre la fecha para su tratamiento. Weretilneck lo quiere tratar el 24. En eso están sus operadores. A su regreso, como es su costumbre, sería él quien le de los toques finales. Habrá cesión a los pedidos de los bloques opositores. La principal herramienta para atraer votos sería el dinero iría a un Fondo Fiduciario del Banco Nación, abandonando la idea de Río Negro Fiduciaria. También se incluíria alguna cuestión relacionada con la forma en que llegaría el dinero a los municipios y algunas otras de último momento. Necesitan los votos. Economía ya ha planteado la urgencia de los tiempos, pensando en lo que implica la emisión de bonos y su colocación. Sobre todo, porque no se llegaría antes de Octubre, fecha crucial para el destino de JSRN.

Desde la oposición, el propio presidente del bloque del FpV-PJ, Alejandro Marinao, recomendó al oficialismo que no apure su tratamiento para mayo porque no existe aún un consenso suficiente para que logre los dos tercios de los votos. Más que consenso para los votos que necesita el oficialismo, Marinao está buscando tiempo para que Martín Soria publicamente les de libertad de acción a quienes integran su Bloque. Eso están buscando, para evitar la sangría interna que podría derivar en algún acercamiento formal de su bancada al oficialismo.

Los otros Bloques, han dialogado con el Gobierno sin demasiada resistencia y luego de la aceptación de alguna reforma que pidieron, ya estarían comprometidos con su voto positivo.

Las elecciones en varios municipios en el día de hoy, indudablemente darán alguna idea de lo que vendrá de cara a octubre. JSRN juega fuerte en Jacobacci y Maquinchao, donde el propio Gobernador presidió el cierre de las campañas proselitistas, y alentó a sus partidarios “a derrotar el bipartidismo”, hoy el principal objetivo y bandera de Juntos Somos Río Negro. Más allá de esta disputa coyuntural, desde el oficialismo aseguran hoy están en distintas trincheras, pero en el 2019 irán juntos contra Martín Soria y el FPV.

0
Share