DATA PROVINCIAL

DATA PROVINCIAL

Fioretti se las “toma” después de la Vendimia. Paradoja del doctor, ya que ninguna “operación” política le salió bien. Se calentó Weretilneck y la suerte está echada. No lo tachó, pero parece que lo “Rayó”. En la provincia el clima gremial está calentito y encima con elecciones a la vuelta de la esquina. “Juntos” o separados, parece ser la cuestión a definir

En la semana de la Vendimia, a Fioretti todos le dijeron “tomatelá”. Parece que el Concejo Deliberante le dará tratamiento al desafuero el jueves 16. Se está discutiendo aún la sucesión. Por eso, durante la semana pasada, el Gobernador estuvo en la Ciudad y se reunió con Concejales y diputados de JSRN para hablar al respecto. El encuentro fue en una chacra alejada del centro reginense. Allí abordaron el tema. Weretilneck, fiel a su estilo, primero escuchó y luego habló a sabiendas que todo el “si albertismo” estaba sentado a su alrededor. Sólo los diputados dieron otra postura a la que llevaban los Concejales, casi convencidos de entregarle a Rayó la intendencia. Parece mentira, pero es así. El gobernador ya había mantenido varias comunicaciones con el Presidente del Cuerpo, quien le juró fidelidad hasta la resolución de la situación del actual intendente. Algo que a “el brujo” no le pareció nada mal. Hasta se podría afirmar que le gustó la idea. Y los mediocres Concejales oficialistas, contentos, porque podrán mendigar la Presidencia de Concejo, para hacerse de algún contratito más y seguir colocando algún familiar.

Luego de esa reunión, Weretilneck lo llamó a Fioretti y se reunieron para hablar a solas. Allí el gobernador le dijo al intendente que debería darle un vuelco de 100% a su gestión. Para ello le sugirió que le pida la renuncia a todo su gabinete y que desde la Provincia lo ayudarían para armar uno nuevo para que ponga a Regina en camino de crecimiento, algo que Fioretti rechazó y despertó la ira del gobernador, que levantando fuerte la voz, le reprochó tantas cosas al doctor que éste, debió ser defendido por su mamá. Ante la intervención de la progenitora, Weretilneck se levantó de su silla y partió raudamente hacia Viedma, convencido de que la suerte del intendente estaba echada. O Rayoada, como usted prefiera.

En el ámbito provincial el tema gremial sigue estando en el primer lugar. Los reclamos se siguen sumando y las posturas, lejos de acercarse, se van alejando cada vez más. Un año que transitará por ese sendero. El de la disputa, no sólo en los escritorios, sino también en la calle. A las complicaciones con el gremio de la educación, se le sumó el reacomodamiento de horas extras en los hospitales, lo que despertó el malestar en los trabajadores de la salud. Una situación difícil por la dureza de las posturas. La provincia firme en su posición del 18%, mientras que los representantes gremiales no bajan del 35%. Todo este combo en un contexto enmarcado por la proximidad de las elecciones a diputados nacionales.

Hablando de elecciones el gobernador sigue buscando alternativas a la polarización propuesta por el gobierno nacional. Sabe que su partido provincial, JSRN, puede salir perjudicado de esa contienda. Tratará de seguir noviando con el macrismo, pero sin aceptar la propuesta de casamiento. Hay un angosto camino para asumir posiciones autónomas y críticas ante el gobierno central, elementales y casi de compromiso en toda campaña electoral, sin confundirse con la “oposición”, para arribar en las mejores condiciones posibles a octubre y no perder los “beneficios” conseguidos hasta ahora desde el gobierno central.

Habrá que determinar cuáles partidos y alianzas serán los actores, si el FpV y el Frente Renovador de Sergio Massa irán juntos o separados, si el “massismo” resignará sus posibilidades para facilitar la continuidad de María Emilia Soria en el Congreso, cuál será significación final de Cambiemos, una alianza que todavía está por verse.

Poniendo le números a la situación, de acuerdo a un sondeo de Ricardo Vignoni en Río Negro, a un candidato propuesto por Macri lo votaría un 8 %, en tanto que a un candidato de Miguel Pichetto 8 %; a un candidato de Massa lo votaría el 9 %, uno de la UCR un 4 %, un candidato de Magdalena Odarda el 5 %, de Martin Soria el 14 % y a un candidato de Alberto Weretileck el 23 %. Los indecisos suman el 29 %.

El encuestador consideró que en principio para octubre “Weretilneck es el ganador, pero hay que tener en cuenta que en su momento ganó con el 53%, hoy estamos hablando de 24 o 25 puntos, es un piso, no es él el que compite y no está definido todavía quién es el candidato”. Señaló sobre Pedro Pesatti que “lo conocen bien o por lo menos lo conocen de nombre”, cosa que no pasa con otros eventuales candidatos.

Sobre el panorama del ¨J/FpV consideró que un dirigente como Martín Doñate todavía no está instalado en el conocimiento de la gente.

En cuanto a la UCR en Río Negro, dijo que “quedó diezmada, reducida, estará en cuatro o cinco puntos”.

En mayo hay ensayo electoral en la Provincia. Varios municipios eligen sus intendente y renuevan sus Concejos Deliberantes. Son unos 20.000 electores, repartidos en nueve municipios. JSRN sólo manda en Maquinchao, el resto se lo reparten la UCR y el FpV. Weretilneck no compulsará en los municipios del FpV y tampoco en aquellos que tiene acuerdo con los intendentes de la UCR. La estrategia oficial de resguardo está relacionada con excluir de la evaluación ciudadana a la gestión provincial.

0
Share