Cipolletti: La Junta Electoral determinó no abrir las urnas

Cipolletti: La Junta Electoral determinó no abrir las urnas

Dos días después de las elecciones, la Junta Electoral contrató a un asesor legal, quien evitó que la polémica por el escrutinio siguiera creciendo. Sin quejas formales ni mesas impugnadas por ninguno de los partidos, recomendó que el escrutinio se realice según dispone la ley: cotejando las actas y no abriendo las urnas. Será mañana desde las 16.

Fue otra jornada caótica, que dejó en evidencia la cadena de errores de la Junta Electoral presidida por la jueza de Faltas Sabiana Goicochea. Por la mañana se anunció que no habría escrutinio y, directamente, se abrirían las urnas a partir del viernes a las 16. Ese anuncio no fue acompañado de la resolución oficial y hubo integrantes de la Junta que se enteraron a través de los medios de comunicación. “Es un mamarracho lo que hicieron”, se quejó el apoderado de uno de los partidos con más historia en Cipolletti.

Juntos Somos Río Negro anticipó que apelaría la decisión. Consideraban que fue “inconsulta, arbitraria y unilateral”. La protesta se formalizaría ante la Justicia Electoral Provincial. Ese anticipo derivó en un encuentro en la sede de la Junta en el que las autoridades comenzaron a distanciarse de las denuncias públicas del intendente Aníbal Tortoriello.

Mientras el candidato a la reelección por el PRO denunciaba públicamente nuevas irregularidades, la Junta admitió ante todos los apoderados y el asesor legal que no existían quejas sobre ningún recuento en particular. “Solo había un escrito muy general, que se presentó el domingo, pero no invalidaba el recuento. Esto quiere decir que el PRO consentía la veracidad del escrutinio”, afirmó el abogado de Juntos, Damián Torres.

El apoderado cuestionó el rol de la Junta. “Todo lo que pasó fue por desconocimiento legal y presiones mediáticas del intendente. Nos dimos cuenta que no sabían lo que decía el código electoral. Contrataron hoy un asesor, tendrían que haberlo hecho antes. Es la primera vez que la junta electoral contrata a alguien para asesorarse después del escrutinio”, manifestó.

Tras el encuentro, referentes de diversos partidos opositores estimaron que el resultado no cambiará y ratificaron que no observaron irregularidades. Según sus cálculos, Claudio Di Tella será proclamado intendente.

Buteler sostuvo que “no se presentó ninguna impugnación formal hasta el vencimiento del plazo. Todos los reclamos fueron en los medios”.

Juntos concurrió a la última reunión con una escribana, Alejandra Martínez, quien certificó la recepción del escrutinio provisorio y labró un acta para dejar constancia de la ausencia de reclamos formales sobre las elecciones. El segundo documento se lo habrían pedido porque a la Junta electoral “se le rompió la computadora y no pudo imprimir un acta propia”, según contó uno de los partícipes en la reunión, que una vez más tuvo momentos de tensión pero terminó sin incidentes.

Share